20/8/15

ROAD SALT DEL CAVALL-CORONETES-REMOLCADOR


Saludos amigos de DT. Buen etapón veraniego de los que se recuerdan largamente el que ciclamos el pasado 20 de agosto. Como cada año, una visita al famoso tramo Argelita-Lucena con el Salt del Cavall no podía faltar en nuestra colección de etapas. Con salida en Fanzara y circular por el Castillo de Villamalefa. 3 puertos y 5 amigos dispuestos a disfrutarlo. Con vosotros es bien, como reza el hashtag que circula profusamente por la red.
LA ETAPA:


EL PERFIL:


Quedada en Fanzara a las 7:30, con los retrasos habituales, cómo cuesta llegar a este enclave, imáginate en bicicleta desde Burriana, nos habría salido barba larga pedaleando. Un inicio muy perezoso con los elementos que habéis visto en la foto de portada. Primeros compases poco rítmicos, las piernas no estaban para tirones iniciales.



EL SALT DEL CAVALL PER ARGELITA-MAS DEL MORO


Subida mítica e inhóspita la que se inicia en Argelita. Mucho tiempo sin visitarla. Empezamos renqueantes por el tramo de sombra, en el que Vidal se administró medio potingue de cafeína y no sé qué más que le puso berraco y encabezó el ritmo. Tras la curva a la izquierda en la que abandonas la sombra de la montaña y te adentras en los paisajes pelados y lunares, el efecto del potingue se pasó y a Vidal le vinieron los dolores. Los demás subían bastante bien y yo me rezagué mientras varios demonios imaginarios nublaban mi mente. Las piernas no me iban, tocaba subir cansinamente con todo el 34 x 25 metido, el cual se mostraba insuficiente. Por cierto que Pablo estrenó un flamante y deseado sistema de platos compacto 34 x 50 que se mostró mu eficiente en las rampas más duras. Tras llegar a la antena tuvimos que parar a reponer el aliento y comer unas galletitas. Con muy poca cabeza por mi parte, me administré el medio potingue cafeínico que quedaba. Craso error. Pues al rato me secó la boca y revolvió las tripas. Menudo brebaje.




Y tras la zona de la antena, viene lo peor, rampas durísimas en un paisaje de extrema aridez. Subiendo tan lento que me podía entretener viendo las recuas de gusanos grises que cruzaban transversalmente la calzada. Los Diego-Rafaz se fueron por delante en pos de completar una gran subida. Los Pablo-Vidal-Quico nos rezagamos y disfrutamos de las soledades de la subida. Incluso parando a tomar unas fotos al famoso Mas del Moro. Con unas cuantas embestidas finales, conseguimos llegar a la cima. Rafaz ya nos estaba llamando por teléfono desde la cima pensando que habíamos quedado empajarados en alguna mortífera rampa.




Tras coronar con mucha alegría y regocijo, emprendimos la marcha todos juntos camino de Lucena del Cid, parando eso sí en una zona en la que se ve muy bien el famoso accidente geológico conocido como el Salt del Cavall. Nombre derivado de una muy legendaria y patrañera historia que ya hemos relatado en diversas ocasiones y que obviaremos en esta ocasión.

Aquí dos crónicas que hablan sobre el tema, etapas cicladas en los años 2009 y 2010.

http://www.dandolotodo09.com/2009/08/salt-del-cavall.html
http://www.dandolotodo09.com/2010/08/etapa-del-salto-del-caballo-por.html




EL COLL DE LES CORONETES



Al grito de "ahí en la curva empieza Coronetes", el grupo entró en ansia, a excepción de Vidal y Servidor, que empezamos este corto y explosivo puerto con mucha calma. Pablo siguió a buen ritmo al dúo Diego-Rafaz, que se jugaron la cima con escasos metros de diferencia. Parece ser que Rafa se hizo con la cima con sus habituales malas artes, pues Diego no paraba de preguntar "¿cuánto queda?", a lo que el Capitán de los felones daba la callada por respuesta, mientras contemplaba sonriente la pantalla de su gps el cual le mostraba con mucho detalle el perfil de subida que quedaba por ciclar. Vidal y yo subimos el primer kilómetro a un ritmo muy bueno, hundiéndonos miserablemente en el último medio. Aún así, al trío de cabeza ni lo olimos.


LLUCENA DEL CID:


No podíamos afrontar el largo Remolcador con las bocas secas como espartos. Nos adentramos en este bonito municipio buscando una fuente, y acabamos haciendo el periplo turístico completo. Con rampas del casco antiguo que daban medio. Bien saciados, nos encaminamos hacia la salida.

EL REMOLCADOR:


Puertaco de 8 kms con las rampas más duras en el inicio. A vidal ya le venían los calambres, y el resto, se ve que con un hambre atroz y añorando la maxi pitanza, se pusieron a devorar gordas moras que asomaban por los márgenes de la carretera.


A vidal se le aparecieron de golpe todos los demonios del averno, amén de que su espalda gritaba pidiendo rápido auxilio. Me convertí en su escudero de subida, dando consejos de muy poca cabeza y esgrimiendo argumentos totalmente absurdos (qué grande es Hermes) con tal de distraerle su atribulada cabeza, cosa que no conseguí. Mientras tanto el trío de cabeza no estaba a la vista, y subía con mucha "germanor", las tranquilas rampas del Remolcador. Le dije a Vidal que a 2.5 kms de la cima iba a apretar hasta vomitar el brebaje ingerido en el Salt del Cavall y a intentar cazar al trío cabecero. Qué fin de subida. A 185 ppm se puso el bicho y ya no paró hasta coronar. A escasos 500 mts de la cima me hice con el trío, y los ataqué muy indecorosamente, pero otra cosa no podía hacer, tras casi sacar el hígado por la boca en la persecución. Fue lo único digno que hice en una dura etapa, en la que mis maltrechas piernas no iban nada finas. Es lo que tiene satisfacer al señor Hermes dos días antes en una etapa nocturna btt de más de 100 kms, agota incluso al amante más atento y persistente.



Tras las fotos de rigor en la placa. Nos fuimos derechitos al Castillo de Villamalefa a degustar la añorada pitanza.

CASTILLO DE VILLAMALEFA:


Pues sólo conocemos un bar y hace brasas, además de contar con una gustosa terraza abierta en balcón hacia la zona de Zucaina. Ahí fuimos de cabeza, pues la pitanza aquí es algo tan sagrado como el más venerado de los santos católicos. No me voy a explayar mucho en este tema, sólo unos pequeños apuntes. Rafaz empezó sus progresivos desvaríos, y amotínó a un muy serio camarero al indecoroso grito de "mas cerveza mesonero". A parte de esa salida de tono, sólo añadir que la brasa estaba bien, el pan estaba seco y al final cayó carajillo+copa, un tándem que últimamente parece ineludible.

EL DESCENSO:

Pasadas las 13:00 horas hubo que plantearse dejarse caer hasta el coche en Fanzara. Qué delicia de bajada, buena carretera y buenas curvas, da tiempo de pensar y de perderse en lo que uno medita. Ya con viento a la espalda, hubiera sido mejor que hollar el mítico reino de Shambala, en pleno trace oriental. Pasamos por Ludiente sin apenas darnos cuenta y disfrutamos con gran admiración el desfiladero de Argelita. No acabó todo al llegar al coche en Fanzara, pues tras cargar las flacas en los vehículos aún hubo tiempo para las últimas birras y desvaríos.

Viva el Capitán Nicholson y su más cada día perdida cabeza :)



TODAS LAS FOTOS DE LA JORNADA:

Gracias a Rafaz y Pablo, por sus aportaciones pictográficas :)



1 comentario :

  1. añadido a la crónica el estreno del grupo compacto de Pablo, qué poca cabeza, no lo había mencionado :)

    ResponderEliminar

Los comentarios son la parte más importante de este blog, pues se escribe para los bikers y nos interesa lo que tengan que decir.

Su donación vía paypal está contribuyendo a la continuidad y mantenimiento de este blog, se contestan todos los comentarios con gran entusiasmo:

https://www.paypal.me/quicofranch/1

Otra forma de contribuir es clicar en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos está ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.

Por favor, hágase seguidor de nuestra página de facebook:publicaciones de calidad, propias y ajenas
https://www.facebook.com/ciclismodandolotodo/

Muchas gracias por su ayuda :)