22/8/15

Toga - Espadilla - Ayódar - Torralba - Fuentes - Torrechiva



Impresionante entrada a la Sierra Espadán, entre Espadilla y Ayódar

Sí amigos de Dándolo Todo, no paramos, no podemos parar, es agosto y las grandes etapas se suceden una tras otra, imposible detenerse, Esta vez decidimos tomar las btt, tan olvidadas con estos calores veraniegos, y emprender una etapa inédita como grupo, una maravillosa combinación de la cuenca del Millars y la Sierra Espadán que nos dejó agotados, pero con un gran sabor de boca y muchas ganas de repetir







Entre fiestas cumpleañeras y asuntos varios, sólo 3 miembros DT participamos de esta aventura, Casero, Rafa y Pablo, a los que se nos unió el gran Javi García, ya un secundario de lujo en DT a pesar de venir de su lejana Vinaròs. Nos reunimos los 4 en Toga con los retrasos habituales y comenzamos la etapa dejándonos caer hasta Espadilla por carretera. Con los músculos aún entumecidos y la patata adormecida comenzamos el primer puerto de la jornada, lo que se conoce como Fuente el Turio. Al perderse la etapa, nuestro camarada Quico había estudiado el track a conciencia, y nos avisó que era una exigente subida de unos 3 km, resumiendo, "como el puntal pero 1 km más corto". Al principio es accesible, asfalto roto (nada serio para una btt) combinado con pista... ahora bien, cuando ya empezábamos a pensar que este puerto era fum de canya comenzó lo mejor.

Comienza la etapa con la impresionante Penya Saganta al fondo


Detalle del primer tramo de Fuente el Turio



Pues eso, unos durísimos muros de hormigón dieron paso a los porcentajes más exigentes del día, vaya rampas, aquí cada uno sufre en silencio los rigores de este tremendo puerto donde la rueda delantera se levanta con frecuencia, Casero va en cabeza, luego Rafa, tras él Javi y luego yo, aunque todos a muy poca distancia. El hormigón finaliza, pensamos que significa que la dureza también ha finalizado, pero no es así, ahora son rampas de pista igualmente demenciales a las que nos enfrentamos, a Casero y Javi les patina la rueda y ponen pie a tierra, yo decido parar también por si acaso, el miedo a lo desconocido siempre hace tomar más precauciones de las necesarias, y Rafa (muy caballeroso durante toda la etapa) decide esperarnos también un poco más adelante. Por lo que parece ese tramo es de 1.2km al 16%, casi nada. Tomamos aire, continuamos, y tras otro tramo de hormigón entramos en una pista más suave y cerca de coronar. Aquí las vistas son increíbles, a pesar del brumoso día vemos Espadilla allá abajo, parece irreal haber subido tanto en tan poca distancia. Distinguimos perfectamente el pantano del Sitjar en Ribesalbes y nos recreamos en las rampas más suaves, aquí Rafa y Pablo vamos un poco delante y a 20 metros de la cima le lanzo un ataque rufián para coronar delante de él, con Casero y Javi a escasos metros. Luego strava dice otra cosa, pero eso es otra historia.


Un poco más!!!!!

Titánico


Y ahora viene lo mejor, a los pocos metros de iniciar el descenso nos encontramos con unas vistas asombrosas; tras lo que parece un arco derruido y del que sólo queda la base a cada lado, la Sierra Espadán nos recibe en todo su esplendor. Los 4 nos detenemos de repente, sin hablarlo, la belleza del lugar es sobrecogedora... menuda puerta de acceso a la Sierra, hacemos muchas fotos aunque ninguna le hace justicia al momento (quizás la panorámica que hizo Rafa), y aprovechamos para comer un platanillo. Descendemos ya, primero descenso fuerte, luego un tramo semi llano y luego otro descenso fuerte hormigonado... vaya zona, frondosa, húmeda, bestial, pasa a ser ya uno de mis rincones de Espadán favoritos al que urge volver más pronto que tarde.

Casero lidera el descenso




Admirando el paisaje, con Penya Saganta al fondo de la imagen



Pero la etapa, como la vida, sigue, no podemos quedarnos allí eternamente y mira que nos gustaría. mientra nos dejamos caer la civilización aparece ante nosotros en forma de carretera a escasos metros de Ayódar. Entramos al pueblo por la parte de atrás, atravesando el Río Pequeño (un peligroso tramo de piedra suelta) para comenzar la segunda ascensión del día, y la más larga de las 4. Por lo que parece strava lo divide en 2 partes, el primer tramo (llamado Reca hasta cruce cherri) es de 2.2 km, accesible, combina rampas con descansos, nada muy serio pero donde ya se comienza a ganar altura. Al llegar a dicho cruce comienza Fuente Ramón, 6.9 km más exigentes y donde, para colmo, las rampas más duras se encuentran en los últimos km. Resumiendo, 9.1 km de constante subida, con algún descansillo breve pero muy, muy constante y machacón.

Pablo, Javi y Rafa saliendo de Ayódar dirección Torralba


Javi sonríe, cree que lo duro ya pasó

Salida de Ayódar sombría, frondosa, húmeda... inmejorable


Rock and Roll


Si bien el otro día destacábamos cómo se te queda la mente en blanco bajando el Remolcador hacia Ludiente, esta vez la sensación mental (que no física) es muy parecida... pasas tanto rato subiendo que pierdes la noción del tiempo, subir, subir y subir, llegas a pensar que el puerto no acaba nunca, y a su vez parece que no importe... como siempre queda mucho para coronar nunca te entra el ansia por hacerlo y tu cuerpo establece una velocidad de crucero pocas veces vista en una ascensión, estoy subiendo y no me importa, es un trance difícil de explicar aquí, sólo puede vivirse. Hablamos poco, Casero y Pablo vamos pegando tirones, yo sí conozco este puerto de mi escapada con Diego, ellos no. Rafa grita "llevamos 13 km de etapa!!!", parecían y castigaban como 113. A destacar de nuevo la plaga de mini moscas y mosquitos a partir de la cota 500, nos rodean, nos agobian, nos pican, parecen ser parte ya de esta asombrosa ascensión, ya no sabría acometerla sin su compañía.




Subiendo y estirando la espalda


Tramos espectaculares, fotos espectaculares


Desaparecen casi en su totalidad a partir de la cota 600, y justo aquí una rampa hormigonada nos indica que lo más duro de este puerto acaba de comenzar. Hace mucho que Rafa y Casero no hacen una etapa seria con la btt, así que los dolores empiezan a hacer acto de presencia, sus espaldas se han habituado a las dulzuras del asfalto y ahora lo pagan... y menos mal que Rafa estrenaba flamantes cuernos blancos. Afrontamos dicho tramo con entusiasmo los 4 juntos, aunque Casero y Javi se van descolgando, ellos no lo conocen y se reservan, Rafa y Pablo nos vamos adelante y a unos 300 metros para coronar le lanzo un ataque que sería definitivo, aprieto los dientes, conozco la subida y sé que queda poco, así se lo indico a Rafa que decide de todos modos no seguirme, tras 8.8 km subiendo sin parar perseguir a la gente parece un poco innecesario ya... pero bueno, a mí estos puertos largos me van y, finalmente, corono, con Rafa a menos de un minuto y posteriormente Casero y Javi, que se han tomado el último tramo con merecida calma. Vaya ascensión!!


Los únicos bikers que nos encontramos en todo el día, en la cima de Fuente Ramón

Nunca nos cansamos de llegar a Torralba


Accedemos a Torralba, discutimos sobre si ir a la piscina tras el almuerzo, finalmente nos apalancaríamos y decidimos no ir ya que se haría demasiado tarde. Almorzamos con calma en el bar de la entrada, buenos bocatas, cacaus, olivas y carajillos, nos lo hemos ganado.


Che, mengeu que gelat no val res!!!


Qué bien se está aquí, no?


Y nada, rellenar botellines y a por el tercer puerto del día, una ascensión de 1.5 km que nos conducirá desde la piscina de Torralba hacia Fuentes de Ayódar. Rafa, con el estómago lleno y el poder del carajillo, se muestra intratable aquí, y nos deja a todos desde el principio para coronar primero holgadamente, aunque strava volvería a decir lo contrario. Casero, Javi y yo coronamos juntos y comienza el descenso hacia la famosa Poza Negra, donde echaríamos buenas fotos, y hacia Fuentes. Un bonito descenso no demasiado rápido, con muchas subiditas intercaladas, que hacen que se pueda gozar mejor de un fantástico rincón espadanero, otro más. A destacar no sólo la cantidad de bañistas en la Poza, sino la procesión de veraneantes con carros de niño, colchonetas, etc que se dirigen hacia ella por la misma pista... ni Benidorm en agosto!!!! casi nos llevamos por delante a unos cuantos


Aguaaaaaaaa

Javi contempla el paisaje

Poza Negra y sus bañistas
Casero veía claro saltar desde aquí

Hola como tamo? bien, como tamo



Y bueno, nuestro gozo en un pozo cuando llegamos a Fuentes y vemos una piscina municipal, busqué información sobre su existencia en google y no encontré nada, creo que el almuerzo perfecto de esta etapa sería en Fuentes con la piscina... una pena, si no podemos fiarnos de google... que Dios se apiade de nosotros... Así y todo comenzamos el cuarto y último puerto del día, la hormigonada ascensión dirección Torrechiva, 2.3 km con una gran dureza, sobre todo los primeros 1.2 km. Aquí yo ya llego vacío y me dejo llevar, sufro mucho en estas fatídicas rampas, encima el sol aprieta que ya son las 13 horas... si hasta Rafa se quita el chaleco!!!! El Capitán Abrigo sin abrigo vuelve a hacer una exhibición, es sorprendente cómo el almuerzo y el calor le reactivan mientras que a mí me hunden en la miseria. Casero le sigue de cerca y Javi decide quedarse conmigo en mi debilidad, está en un gran estado de forma pero su cuerpo no está habituado a las etapas con perfil serrucho de la Sierra Espadán. Nada, 4 salidas por aquí y dará miedo!!! Rafa y Casero deciden esperarnos al final de esos 1.2 km, pero luego ponen fácilmente tierra de por medio y coronan en ese orden, yo ya no puedo dar más pero por fin coronamos, se acabó el subir, vaya etapa.


Rafaz, máximo representante del carajillo power, en la cima del puerto de Torrechiva

Una etapa sin un selfie de Casero serio no es una etapa

Habrá que bajar



Y nada, veloz descenso hormigonado para dejar atrás la Sierra Espadán y volver a la cuenca del Millars, el hormigón da seguridad pero quita encanto, aunque lo abandonaríamos al final para tomar una pista y acceder a Torrechiva desde el mismo río Mijares, a escasos metros de la zona de baño, Torrechiva tiene su poza también. No nos detenemos a verla, es tarde y la fatiga aprieta, subimos la última rampa de 600 metros que nos deja en la carretera y ya nos dejamos caer hacia Toga recreándonos en los magníficos cortados, cuevas y aves que acompañan esta zona.


Pablo, rodeado de buenos cortados bajo Torrechiva



En la salida de Torrechiva, ya vamos un poco al límite





Y eso es todo amigos, un día durísimo para el recuerdo, pero muy satisfechos por la etapa realizada... próxima salida en grupo Vistabella desde La Pelejaneta... ya me duele todo sólo de pensarlo... un abrazooooooooooo











1 comentario :

  1. crónica muy completa. buenísima etapa. a la vista del texto. se han rearbitrado los puertos 1 y 3, todo en orden :)

    ResponderEliminar

Los comentarios son la parte más importante de este blog, pues se escribe para los bikers y nos interesa lo que tengan que decir.

Su donación vía paypal está contribuyendo a la continuidad y mantenimiento de este blog, se contestan todos los comentarios con gran entusiasmo:

https://www.paypal.me/quicofranch/1

Otra forma de contribuir es clicar en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos está ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.

Por favor, hágase seguidor de nuestra página de facebook:publicaciones de calidad, propias y ajenas
https://www.facebook.com/ciclismodandolotodo/

Muchas gracias por su ayuda :)