jueves, 12 de agosto de 2021

FANZARA-ARGELITA-LLUCENA-CASTILLO-LUDIENTE Regreso al Salt del Cavall 01-08-2021

En la segunda placa del Remolcador, subimos por Lucena del Cid
 

Un año más, regresamos a la clásica etapa del Salto del Caballo en sentido de giro antihorario, ascendiendo desde Argelita hacia el Mas del Moro. Un recorrido idílico que disfrutamos a 3 bikers el pasado 1 de agosto, a petición de nuestro asturiano Roadbiker DiegoG, no pudimos negarnos a los encantos de la mágica ascensión al altiplano de las masías en la inhóspita carretera CV-193 entre Argelita y Lucena del Cid. Y coronando el Remolcador y entregándonos a una fastuosa y cárnica pitanza en el Castillo de Villamalefa. Arrancamos y vamos con los detalles. 

Antes de empezar, vamos a hacer una retrospectiva de visitas al Salt del Cavall / Mas del Moro desde la última aventura del año 2020 hasta la primera del año 2009 : 

 

Muy buena retrospectiva, da gusto rememorar los buenos hechos del pasado, todos narrados con gran detalle en nuestra querida web-blog de Dándolo Todo!!!

 
 
ALTIMETRÍA. 70 Kms, 4 puertos y 1.250 mts de ascenso acumulado
 
 
 
Powered by Wikiloc

No os dejéis impresionar por los 1.900 mts de ascenso acumulado que refleja Wikiloc. El ascenso real fue de solo 1.250 mts, aproximadamente. Hay ocasiones en que el buen servicio de Wikiloc, se crece en demasía. Algo de los algoritmos internos.
 

Fanzara, tierra de murales


Una salida a 3 bikers hacia las tierras del Salto del Caballo, o Cola de Caballo o Mas del Moro. DiegoG me recogió en casa a unas tempranas 06:45 y a las 7:30 llegamos a Fanzara (desplazamiento en coche), municipio muy colorido gracias a los murales urbanoss de MIAU. Frescor matutino de alto valor para nuestros recalentados cuerpos de julio. Las tormentas eléctricas del día anterior favorecieron un amanecer frío en las montañas y una inmensa claridad en el horizonte costero y del interior. Capitán llevó hasta camiseta interior y se planteaba ir a más con un buen chaleco para protegerse de las según él bajísimas temperaturas. El resto estábamos en la Gloria del frescor y el disfrute climático, ojalá fuera así todo el verano, malditas sean todas las altas temperaturas y los seres recalfados que de ellas disfrutan. A las 7:45 saliendo de Fanzara rumbo a Vallat y a la primera ascensión del día. 
 
Cap a Vallat

Éxtasis vallatero al entrar en VALLAT
 
Pero antes de calentarnos en la primera subida, pasamos junto al embalse de Vallat antes de llegar al municipio homónimo, aquí el Capitán lo celebró con gran entusiasmo y habló de que PabloM siempre tiene foto pasando por Vallat, así que nosotros hicimos lo mismo y seguimos rumbo al puente del Río Villahermosa, que por cierto traía agua y marca el inicio de ascensión. Realizando una parada previa a regular los niveles, como diría Sauron, experto en los bioritmos del cuerpo humano.

 
 
Es uno de los puertos más suaves del catálogo provincial, apenas supera el 3% de pendiente media, y comunica las localidades de Vallat con Argelita. Ascenso manso con los primeros rayos de sol, ligeremente cálidos y placenteros en la fresca mañana del primero de agosto. La bajada hacia Argelita es mínima, por esa ladera no sale altimetría. En la cima del puerto está el cruce a Toga, y ganas tengo de subir por ahí pues esa variante por ahora no la he ciclado. Me consta que subiendo por Toga hay 2 kms y 80 mts de desnivel, lo que nos deja un puertecito de 4ª categoría al 4% de pendiente media que falta por incluir a nuestro catálogo de Castellón. En breve habrá que probarlo, al hilo de este pensamiento, tengo 2 recorridos buenos para conocer la ascensión, el que sale de Montanejos y el que sale de Espadilla. Elegid. Pues ambos los he generado desde TRAYECTOS de Garmin Connect.
 

En las suaves rampas del puerto de Vallat a Argelita

Como aún quedaban casi 3 horas para almorzar en el Castillo, fue bueno parar a tragar un platanito en Argelita. Eso y alguna que otra regulación de niveles y a seguir marcha que nos acercábamos al plato fuerte de la jornada, la subida al Mas del Moro por Argelita.

 

Y salimos de Argelita, giramos a derecha en el puente, aquí empieza el infierno, reza la clásica pintada en el suelo. Recuerdo mirar fugazmente al río, a Argelita y a la peña Saganta que asomaba como telón de fondo. 
 
El inicio

La subida al Salt del Cavall por la vertiente de Argelita es de las más mágicas, sorprendentes e inhóspitas de cuantas hay en nuestra provincia. Iniciamos ascenso a la sombra y cobijo de las peñas en los primeros 2 kms, superando la zona de las herraduras. Poco a poco fuimos ganando altura dejando Argelita muy abajo y con unas vistas magníficas de la Peña Saganta y Espadilla a sus pies. Hasta que salimos de la sombra en una curva y la luz inundó el asfalto y nuestra vista llegaba claramente hasta la línea costera y más allá, hasta divisar les Illes Columbretes en el horizonte. Sólo posible en los días de máxima claridad, como el Maestro Universal había tenido a bien concedernos en el primero de agosto, una fecha para recordar.
 
Peña Saganta y Espadilla, por detrás asoma el Alto del Pinar

Pico de la Rápita, el más alto de la Sierra de Espadán

El pico Espadán

Les Illes Columbretes en el horizonte

Hicimos un alto en la primera cima (antena) para reagrupar, y de paso fotografiar la imponente masa del Gegant de Pedra que había emergido en segundo plano. Uno de los mejores días que recuerdo para fotografiar el Penyagolosa. Y tras el breve descenso escalamos la segunda parte que nos conduciría hasta la primera de las famosas masías del Altiplano de la CV-193, el Mas del Moro, con más vistas imponentes al Pico Penyagolosa, y la dura rampa que vino tras el Mas del Perxano. Todo ascendido con mucha calma, haciendo fotos y disfrutando de benigna temperatura y claridad de horizontes. Y más paradas antes de alcanzar la cota máxima con mejores vistas de les Columbretes. Y vimos claramente el solitario Monte Santa Bárbara de más de 1.400 mts de altitud junto a Pina de Montalgrao. Y continuando con la inspección del horizonte...toda la Sierra de Javalambre con sus cumbres rozando los 2.000 mts. Si hasta se veía claramente la cúpula del Observatorio Astrofísico de Javalambre. Una ascensión al Caballo para enmarcar, la mejor que recuerdo desde el año 2009. Poco antes de coronar echamos una última vista hacia la costa viendo el embalse de Sitjar, la placa del punto kilométrico 12 marca la cota más alta de la carretera CV-193 y la cima del puerto, una última vista al Gegant de Pedra y nos dejamos caer por la vertiente de Lucena del Cid, con gran sonrisa y la sensación de haber disfrutado de una ascensión sensacional.
 
1ª Cima

Capitán coronando

DiegoG en la primera cima

DiegoG y el Gegant de Pedra

La parte dura tras la primera cima

Ascendiendo de nuevo

En el altiplano del Mas del Moro



El Alto del Pinar, también ahí hemos subido

Penyagolosa

Mes Columbretes en el horizonte

La Golosilla y el Gegant de Pedra

Varias veces se dejaron ver las islas


El Monte Santa Bárbara con sus más de 1.400 mts de altitud destaca como montaña solitaria

El Observatorio Astrofísico de Javalambre, Pico del Buitre, en el extremo sur de la Sierra

La parte central y más elevada de la Sierra Javalambre

Capitán posando con Javalambre

Y posados hacia el mar desde el mismo punto

El Embalse de Sitjar-Ribesalbes, creo

DiegoG en la cima del puerto, la placa del km 12 marca la cota máxima de la carretera CV-193

Y desde la cima se vuelve a presentar el Gegant de Pedra


Pasamos el Mas del Juncar y el del Llosar, y fuimos en busca del Mas del Batxero. Antes de llegar a este último, hicimos la tradicional parada a contemplar el impresionante cortado / cañón / barranco del Salt del Cavall, el imponente capricho de la geología y la erosión que da nombre a todo este enclave ubicado entre Argelita y Lucena. Fotos y más fotos y por entre las paredes verticales veíamos Castellón y las grúas de su puerto comercial. Tomé nota mental de parar en la siguiente visita aún más cerca del Mas de Batxero para obtener una nueva perspectiva del Salto del Caballo aún más frontal que la que solemos fotografiar. Una vez más, acudimos a la leyenda de Sant Jaume y su fantástico salto que da nombre al cañón y al paraje. El caballo Pegaso voló los 70 mts que separan los dos riscos mientras todos los sarracenos perseguidores se precipitaban al vacío y perecían al modo de Lemmings suicidas
 
 
Dicen que el Salto que hizo el Caballo Pegaso fue de 80 mts

El Puerto de Castellón al fondo

De la cofradía del caballo

Haciendo el equino



Volveremos
 
Tras una sucesión de dos colinas nos plantamos en el tercer puerto de la jornada.
 
 

En el Barranc del Salt del Cavall, iniciamos la ascensión a esta pequeña cota de 4ª categoría, que trajo buenos recuerdos a Capitán y DiegoG de la etapa que ciclamos en el año 2015. Veamos un extracto de lo que sucedió entonces.
 

Al grito de "ahí en la curva empieza Coronetes", el grupo entró en ansia, a excepción de Vidal y Servidor, que empezamos este corto y explosivo puerto con mucha calma. Pablo siguió a buen ritmo al dúo Diego-Rafaz, que se jugaron la cima con escasos metros de diferencia. Parece ser que Rafa se hizo con la cima con sus habituales malas artes, pues Diego no paraba de preguntar "¿cuánto queda?", a lo que el Capitán de los felones daba la callada por respuesta, mientras contemplaba sonriente la pantalla de su gps el cual le mostraba con mucho detalle el perfil de subida que quedaba por ciclar. Vidal y yo subimos el primer kilómetro a un ritmo muy bueno, hundiéndonos miserablemente en el último medio. Aún así, al trío de cabeza ni lo olimos.
 
Bueno en esta ocasión no hizo falta recordar la distancia restante hasta la cima. y DiegoG rememoró el asalto del 2015 con un buen ataque, que casi le valió la cima. Pero el Capitán reaccionó a tiempo. Buen recalentón que se cogió el Capitán para atacar la cima, así parado me lo encontré tras la cima expulsando carbonilla acumulada y otras secreciones nasales de muy nauseabunda naturaleza. Nada como un buen sprint para expulsar todos los demonios. Desde cola pude hacer fotos de la secuencia completa cima Coronetes 2021, veámoslo por fotogramas. 
 
 









 
Y desembocamos en Lucena y allá que fuimos a subir el Remolcador desde el cruce de la CV-193.

 

Allá que fuimos a por el último puerto, el que había que franquear para llegar a la magna pitanza del Castillo. Tomé nota mental, una vez más, que nuestra altimetría del Remolcador parte desde el cruce de carreteras CV-190 y CV-193, esto es, viniendo desde el Salto del Caballo. Pero el Remolcador tiene 15 kilómetros y empieza desde Figueroles. Por lo que habrá que pergeñar alguna etapa que incluya la subida completa y podré actualizar la altimetría. Algún día llegará. 

Sol ya de justicia a las 10:15 de la mañana y con ganas de marranearnos la tripa. Arrancamos fuerte en la parte dura hasta llegar a la fábrica de embutidos (Flor). Luego reagrupamiento, calma, muchas fotos y muchísimas motos tumbando en las curvas. Subiendo y bajando, como un circuito de Cheste improvisado. Nos deleitamos una vez más con el Gegant de Pedra y de una cosa más, siempre ante nuestras narices y que no habíamos advertido hasta ese momento. En las faldas del Penyagolosa se puede ver nítidamente la torturadora recta infernal del Mas de la Costa. Incluso la cima y el propio Mas un poco después. Nótese que en nuestra lengua vernácula Costa se refiere a una cuesta, no a la línea costera. Y vaya sí es una cuesta, 4 kms al 12,5% de pendiente media.
 
Subiendo por el Remolcador desde Lucena del Cid, el Penyagolosa aparece muchas veces

Y también las temibles rampas del Mas de la Costa

Creo que las edificaciones son el Mas


 
La segunda mitad del Remolcador es muy llevadera e invita a subir a tren en pos de la placa y la pitanza. Por más veces que subimos al Remolcador nunca conseguimos que nuestro altímetro gps Garmin marque los 1.018 msnm que leemos en la placa. En esta ocasión nos quedamos rozando los 1.000 metros. Nos hicimos las fotos de rigor y para bajo. 4 kms a tumba abierta saboreando y salivando ya la brasa dentro de la boca. Aprovechamos la ocasión para repasar todas las vertientes que presenta el Alto del Remolcador. Ya como última curiosidad mencionar que en los mapas topográficos aparece el nombre de ReVolcador en lugar de ReMolcador.
 
Bandera roja marca la ubicación de la cima en mapa topográfico, bandera azul hemos marcado waypoint con la segunda placa

Detalle de la cima en mapa topográfico
 

Las 5 vertientes de El Remolcador

 

 
Carne para tres, si se la llega a comer toda DiegoG...llamada al 112
 
Bajamos con precaución la rampa hormigonada que conduce al Bar/Restaurante/Asador el Castillo. Qué enjambre de motoristas y cicloturistas. Eran casi las 11:00. Menos mal que el amigo DiegoG había reservado mesa para 3, nos pusieron con vistas exteriores hacia las montañas. Muy buena mesa. Así que fui a pedir un bocata y en eso que el Capitán sugirió que nos agasajáramos con la especialidad de la Casa, la bandeja repleta de brasa. A base de panceta, longaniza, morcilla...y otros partes del cerdo que no supe identificar. Alto Colesterol, pero un día es un día, y tras una copiosa pitanza llega otra así que fue casi todo tot paca dins y ya se evacuará el garufo como se pueda. 
 
Tomé nota mental de regresar más a menudo al Castillo y recordé el motivo por el que los voraces Kaps idolatran la etapa del Castillo de Villamalefa.  Gatitos, tranquilos y almorzadores. Dimos cuenta de todos los rituales almorzadores, sólidos, líquidos y extras varios; ya para la hora que íbamos finalizando, ya estaban quitando mesas de almuerzo y preparándolas para la hora de la comida. A 11,30 por cabeza salió la cárnica pitanza, muy completa. A partir de 10 se puede pagar con tarjeta. Ah sí, se creó el grupo ARF POWER, veremos qué sale de ello. Elimonfra habría disfrutado del almuerzo, y aún más de las vistas. A ver si saca a la Gandolfa del taller y empieza a meter kms de verdad en esas piernas electrificadas de mentira. Te lloverán ataques como si diluviara. 
 
Recordar que para salir del Asador, no hace falta ascender a pie la rampa hormigonada al 20% o encima de la bicicleta mugiendo como Toro Bramador. Hay una segunda rampa de hormigón, por la que se puede descender hasta la carretera de Zucaina. Eso sí, con precaución, que hay mucha pendiente.

 
Hora de dejarse caer plácidamente hacia Ludiente, con la mente en blanco y la panza llena. Hicimos un alto en la fuente la Rulla, poco antes del cruce de las Girabas (dos hay, la de abajo y la de arriba), pues según el Capitán, el agua que llenamos en el lavabo del bar sabía a rayos y centellas. Y poco más hay que contar, me pareció sentir prisa y algo de fuertes ritmos entre Vallat y Fanzara, así que me tuve que pegar a rueda para no perder comba y evitar los habituales y jocosos comentarios descolgadores del fin de etapa.
 



Nos despedimos. Acertamos la etapa y la climatalogía, algo bastante raro en este bochornoso verano del año del Señor de 2021. Y con buena compañía, un trío ciclador que lo dará todo en próximas etapas para beneficio de nuestras tripas y mayor gloria de Dándolo Todo. Salud y bueas pedaladas amig@s.

3 comentarios :

  1. Etapa preciosa y el puerto más bonito que recuerdo por la Terreta. Grandísima crónica como siempre QuicoF, da gusto leerte. Seguimos dando pedales!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por comentar. empezad a darle forma a la etapa de vistabella del sábado 28 de agosto. puede que sea la fecha propicia. además tengo diseño novedoso. evitaremos la linealidad tradicional e iremos al 8. en vistabella será un almuerzo-comida. 90 kms y 1.800 mts

      track: https://connect.garmin.com/modern/course/72354333

      Eliminar
  2. ataques como si diluviara... como si pedregara más bien...

    ResponderEliminar

Los comentarios son la parte más importante de este blog, tú opinión nos interesa. Gracias por comentar.

Por favor, contribuye al mantenimiento de nuestra web clicando en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos estás ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.

También se aceptan donaciones vía Paypal: https://www.paypal.com/paypalme/quicofranch

Salud y buenas pedaladas amig@s.