lunes, 2 de agosto de 2021

CEDRAMÁN-VILLAHERMOSA-SAN VICENTE DE PIEDRAHÍTA-ZUCAINA 17-07-2021

El mirador de la Masada, subiendo hacia San Bartolomé, Penyagolosa al fondo, a 9 kms
 

Saludos amig@s. La escapada programada del amigo Ignacio a Cedramán (en adelante El Cedramano), hizo que se despertara el gusanillo por ciclar una etapa road circular, lejana desde casa pero corta en kilómetros, desde la pedanía de Cedramán. Eso, y las ganas de ascender, por primera vez en mi caso, el duro puerto de San Bartolomé desde Villahermosa del Río. A lo que habría que añadirle un almuerzo sabadero en San Vicente de Piedrahíta. Ingredientes más que suficientes para montar una etapa por la zona. El plan fue respaldado por el Capitán, y contábamos con la posibilidad de coincidir en algún punto de la ruta con el amigo Cedramano que tenía planeada nuestra misma ruta pero saliendo más tarde. Vamos con los detalles.

Sí, amig@s. Qué lejos está Cedramán de Burriana. A las 7:10 salí desde casa y el trayecto duró 1 hora y 15 minutos. Sin tráfico. Por Alcora-Remolcador. Llegué a destino con el tiempo justo para hacer la descarga y los preparativos. Hay un bonito parking arbolado antes de subir a Cedramán. Nada más cruzar el río Villahermosa, junto a la zona de piscinas de Cedramán. Llegué el primero, pude coger árbol y sombra, algo muy de agradecer en estos torridos tiempos estivales en los que encima no funciona el aire acondicionado del vehículo nacido en 1995. El Capitán apareció apenas 2 minutos después de mi llegada. Y se fue a investigar el cercano río con intenciones digestivas, algo no se coció bien de la noche anterior en las fraguas internas del Capitán. Teníamos alguna noticia de que el amigo Cedramano llegaría sobre las 10:00 al punto de salida de la etapa, más tarde intentaríamos establecer el contacto. El parking nos recibió con unos excelentes y frescos 15 graditos. Tan fresquitos que Capitán Abrigo se cogió hasta el chalequito. Y arrancamos hacia Villahermosa. 

 

A la derecha el parking y de frente el inicio de la etapa, puente Río Villahermosa

 

TRACK WIKILOC. ETAPA DE 47 KMS y 820 MTS DE ASCENSO 

 

Powered by Wikiloc

Altimetria de la etapa completa, corta pero muy bonita. 47 kms road y 820 mts de ascenso

 

LA CAMBRETA

 

 

Y arrancamos con puerto, aunque en ese momento para nosotros sólo era el repecho incial de etapa. Fuerte al 11% con las piernas frías, hasta que tomamos la carretera principal. Qué buenas las vistas hacia el Mas de Luís. Encaramado en la colina. Parece ser que el Maligno (ahora conocido como Chiquitín) se alojó allí por una noche, o MÁS. A ver si nos lo aclara en próximo encuentro. No habíamos aún coronado este primer repecho y Capitán Calores ya se estaba despojando de la abrigada coraza matutina. Avanzamos unos ondulantes 4,5 kms y ya estábamos a la sombra de Villahermosa, a la cual no entramos, pues el siguiente capítulo de esta mini aventura road nos conducía a las temibles ramplas de San Bartolomé y la Masada, puertaco de segunda categoría camino de San Vicente de Piedrahita. 

 

Mas de Luis. Hay alojamientos rurales

El Capitán se coció en la primera cima

 

LA MASADA / SAN BARTOLOMÉ

 


Llegamos a Villahermosa pero no entramos. Accedimos al inicio del segundo puerto por la segunda entrada, la principal. La primera va por la balsa de patos y se me antojó demasiado gravel. Como he podido corroborar mientras escribo estas líneas. Para mí fue la primera ascensión a la Masada. El Capitán creo que ya lleva tres. La primera vez se la subió al alimón con el Gran Chiquitín. En una jornada de frío intenso de diciembre de 2017. Esta vez las cosas fueron bien distintas. Qué dura es la Masada. Los primeros 4 kms con rampas durísimas de hasta el 16%, afortunadamente con descansos intercalados. Calor e intenso olor a gorrino. Bajó un camión porcino que nos alegró la segunda mitad de la subida. En la curva del mirador se alcanza ese duro 16%. Ahí paramos para fotos. Pero por la mañana el sol de julio da de cara y no se obtienen buenas fotos. Habrá que regresar a la tarde, pues es un mirador de naturaleza y orientación vespertina. 

El Capitán me abrió los ojos durante la subida al estremecedor proceso de garantía de los productos de la marca china Xiaomi. Tremendo. Y una interesante historia de campos de placas solares y granjas porcinas. Lo necesario para hacer más llevadera la dura subida. Fantaseamos con la muerte y posterior descomposición del cuerpo del Cedramano que iba a acontecer un par de horas más tarde en alguna de las rampas de dos dígitos. Pero parece ser que mientras ascendíamos camino de la Ermita de San Bartolomé el susodicho Cedramano aún no se había sentado sobre el sillín de su poco aprovechada bicicleta Canyon de carbono. Ofertas a la baja, eso tendrás que aceptar, y menos farsancias y carreras a lo pseudo runner que te llevarán a la lesión y la locura. Volviendo al puerto, lo coronamos. Cima muy poco aparente y sin vistas. Ni una miserable placa marrón que tanto nos gusta para las fotos. Y empezamos a descender/llanear y al poco pasamos por San Bartolomé. Algún día nos apearemos para visita y fotos decentes. Pero se ve que no era el día. Y llegamos al cruce de Cortes/San Vicente/Zucaina.

 

Arrancando San Bartolomé

Villahermosa del Río, o Vilafermosa

El mirador a Villahermosa y Penyagolosa. Mucho pino y demasiado sol de cara

Mejor venimos por la tarde para fotos

La curva del 16% cae justo en el Mirador

La parte alta de San Bartolomé tiene más sombra

Ermita San Bartolomé, te debemos una visita

 

SAN VICENTE DE PIEDRAHÍTA. BAR JARQUE. LA PITANZA

 

En el cruce Zucaina, Villahermosa, Cortes de Arenoso y San Vicente de Pidrahíta.

 

Pues a las 10:00 nos sentamos a la sombra del porche de la plaza de San Vicente, en los dominios del Bar Jarque. Bar atestado, por dentro y por fuera, pillamos una mesa en el porche exterior de la plaza. Ahí en San Vicente se ve que el Covid no puede acceder, pues no lleva mascarilla ni la camarera. Nos protegimos adecuadamente y nos lanzamos a la aventura de almorzar y charlar, y charla que nos dio el parroquiano de la mesa de al lado, muy interesado en conocer nuestros orígenes y amistades comunes posibles en el municio de Burriana. Nuestra aventura de coger tirada larga de coche para realizar una etapa corta desde Cedramán no pareció dejarle muy convencido. Es mucho más estimulante arrastrar la panza directamente de la cama al bar para ponerse como las Grecas a tope de jalambres. Una opción mucho más saludable y fácil de llevar a cabo. Y a algún conocido de juventud que me encontré por los alrededores. San Vicente, tierra de sorpresas. El almuerzo estaba muy bueno, pero no recuerdo repitos de bebida o carajillo, o pedir ronda de chupitos o copas. A pesar de ello recuerdo amoquinar 9,50 € del ala, que salieron muy perezosamente de mi cartera. El interior de Castelló se ve que es tierra potentada, los valencianos acostumbrados a los 4-5 por barba se deben mesar las barbas y estirarse las melenas de la cabeza al ver cómo se las cobran en la provincia vecina. Salimos de San Vicente sin noticias del Cedramano y sus andanzas, eran las 11:00. Una hora invertimos en el almuerzo, fuimos comedidos. Enfilamos por carretera estrecha hacia el sur y al poco nos dimos de bruces con la pared del siguiente mini puerto. 

 

En San Vicente no llevaba mascarilla ni la camarera, Capitán ha pasado por la esquiladora, lanas fuera

Huertas a la salida sur de San Vicente

 

CERRO SAN VICENTE

 

 

Pues sí, nada más cruzar el Barranco de San Vicente empezó la ligera ascensión al Cerro de San Vicente. Apenas kilómetro y medio, duro al principio y al final, casi llano en la parte central. Más detalles en el enlace del título de este epígrafe. Como íbamos bien de tiempo, hasta descendimos a pie para inspeccionar el mirador de San Vicente de Piedrahita, con buenas vistas a los alrededores y al municipio, y el Santo metido en su hornacina también estaba presente. Lo hemos dado de alta en Google Maps. Una zona muy tranquila y boscosa. Buena sombra. Carretera estrecha pero bien pavimentada para la bici road. Tras coronar, una marcada V nos devolvió a la carretera del puerto de la Artejuela, puerto del que recorrimos los últimos 2 kilómetros, muy suaves, la matraca gorda viene antes del cruce a San Vicente.

 

Vista de San Vicente de Piedrahíta desde el mirador

El Cerro San Vicente, puerto corto y frondoso en vegetación

 

ERMITA SANTA ANA Y ZUCAINA

 

La Ermita de Santa Ana, camino de Zucaina

Tras coronar la Artejuela un descenso nos llevó hasta la ermita de Santa Ana. Esta vez sí entramos, así deshicimos el agravio cometido en la etapa anterior por la zona en la que pasamos de largo como su tuviéramos prisas. (cuando corres sin medida porque llevas pescado fresco en la mochila). Penetramos en el empedrado de Santa Ana y encontramos una fuente. Aparentemente no potable según rezaba el cartel sobre la misma. El Capitán llenó un depósito y yo vacié otro. Seguimos deslizándonos sin prisas hacia Zucaina. Antes de llegar contemplamos la maravillosa estampa de Penaygolosa asomando sobre las cubiertas de las casas del pueblo. En julio ya no hay rojas amapolas que mejoran aún más la postal. 

Pero nos recibió la fuente del Comellar. Y preguntamos a dos lugareños de avanzada edad si el agua es de buena calidad, y afirmaron que es la mejor de España. Buena será pues la beben desde la infancia y se les veía longevos y con pocas ganas de estirar la pata. Llenamos tripas y bidones y raudos cruzamos Zucaina tomando buena nota de que el bar el Porche sigue en activo y es buena opción almorzadora. Bajar el puerto de Zucaina por sus curvas de herradura a la sombra de la frondosa arboleda siempre es un gran placer cicloturista. 

 

El Gegant de Pedra asoma sobre Zucaina
 

Y en eso que serían las 12:00 y empezamos a subir las primeras rampas del puerto del Remolcador por Zucaina, que disfrutamos sólo hasta el cruce de Cedramán. Recuerdo comentar con Capitán que si quieres llegar a la cima del Remolcador por esa vertiente son más de 8 kilómetros, no lo parece a priori pero ahí están los datos. Hacía más de 30ºC a esa hora, pero a pesar de ello no teníamos sensación de calor. Debe ser que estamos acostumbrados al sudor de la marjal y el secor del interior nos sienta bien. Eso y los manguitos mentolados que te refrigeran las extremidadades incluso en julio. Desde el cruce onduleamos un tramo corto hasta llegar nuevamente a un puente sobre el Río Villahermosa.  


Del Remolcador por Zucaina sólo ascendimos 1,2 kms, hasta el cruce a Cedramán


Esta imponente visión se contempla tras pasar el cruce a Cedramán. A la izquierda la Golosilla (1.581 mts) y a la derecha PenyaGolosa (1.813 mts). 10 kms en línea recta desde el punto en que se tomó la foto hasta el macizo PenyaGolosa


CEDRAMÁN

 

 

Y empezamos la ascensión del último escollo del día, Cedramán por la vertiente sur. Asfalto nuevo, y riscos altos flanqueando el profundo cañón del río Villahermosa. Zona muy bonita, una vez en el puente el Capitán me indicó una senda para bajar a chapotear al río. Habrá que hacerlo en una futura visita. Es una zona de mala cobertura gps, el track hizo extraños movimientos en la zona más intrincada del cañón. Activad GLONASS para evitarlo. Buenas fotos y coronamos en Cedramán. Sin noticias del Cedramano. Bajamos al parking de la piscina. Allí recuperamos cobertura móvil y entraron audios y fotos del Filisteo Cedramano, que al parecer había cabalgado en solitario y en pos de sus farsantes amigos sin poder alcanzarnos. Eran casi las 13:00 y había llegado a San Vicente, y se preguntaba que cómo era que no estábamos allí para agasajarlo. Imposible, horarios incompatibles, a las 11:00 dejamos San Vicente. Otra vez será amigo Cedramano. En fin, recogimos bártulos y de vuelta a la marjal costera. Me animé a hacer la vuelta por Ludiente, fue bonito pero no mejoré tiempos de conducción respecto a Lucena y Alcora. Los 75 minutos de trayecto no te los quita nadie. Salud y buenas pedaladas amig@s.

 

El puente sobre el río Villahermosa

Buen lugar para bajar a chapotear

Esta zona deleita al capitán

Cañón cerrado y paredes altas, el gps se pone loco. Activa GLONASS, los rusos saben

Cedramán al fin, pero sin rastro del Cedramano

3 comentarios :

  1. Ohhh síiii, otra gran crónica con mucho detalle de una muy bonita etapa. Al fin disfrutaste de las rampas de San Bartolomé
    Se nos pudrieron las castañas de esperar al Cedramano. siempre a destiempo.
    Igual cuando nos escribió a las 13h estaba saliendo de Burriana. Es muy habitual en él los problemas de horarios. Demasiadas farsas runners. Le doy 49€ por su bici y ni un céntimo más

    ResponderEliminar

Los comentarios son la parte más importante de este blog, tú opinión nos interesa. Gracias por comentar.

Por favor, contribuye al mantenimiento de nuestra web clicando en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos estás ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.

También se aceptan donaciones vía Paypal: https://www.paypal.com/paypalme/quicofranch

Salud y buenas pedaladas amig@s.