viernes, 6 de agosto de 2021

BTT R3+R4 ONDA BIKE (24-JUL-2021)


Buenas de nuevo amig@s de Dándlo Todo. Recientemente llegó a mis manos una noticia con 4 rutas en la vecina Onda de las cuales desconocía dos. Las 2 conocidas se desarrollan en el ya más que desarrollado por nosotros pantano de Ribesalbes. Ello me llevó a investigar las dos rutas desconocidas y, ante la imposibilidad de encontrar nada que se le aproximase en Wikiloc, me decidí a trazarlas yo mismo en el BaseCamp de Garmin. Y de ahí salió esta nueva ruta con zonas nunca cicladas por DT que une las rutas 3 y 4 del centro Onda.Bike.


Aquí os dejo en el enlace a la web oficial. Muy pobre de información, sólo unas pequeñas descripciones y unos perfiles indicando la dureza, pero ni un cochino track para meter y poder seguir en el GPS. Menos mal que la ruta, como veremos más adelante está bastante bien señalizada mediante flechas pintadas sobre losetas de cerámica en postes. Aun así se te puede pasar alguna indicación y acabar perdiéndote, como así nos ocurrió. Por tanto desde aquí animamos al creador de las rutas a facilitar el archivo .gpx para poder realizarlas más cómodamente y sin sobresaltos.



La ruta en sí, como podéis observar, son 33km y 570m desnivel positivo y mayormente pistera. Nosotros le hicimos unos pocos cambios para incluir la senda Maset del Azagador (Pino Enano) para darle más vidilla, sin embargo es una senda totalmente evitable.

Así que finalmente nos plantamos al inicio de la ruta 5 bikers en el Museo del El Carmen de Onda. Atrás quedaron excusas pobres y resacosas mañanas de los pisteros para los que principalmente se había organizado y diseñado la etapa. Desde aquí anuncio que será mi último diseño exclusivamente (mayormente) pistero. No más desagravios y plantones intentando montar etapas pisteras para hacer germanor pero que no me llenan completamente. A partir de ahora que sean otros los organizadores de las etapas pistopestosas. Si se me acoplan, acudiré. 😉

Dicho esto, son 8 de la mañana del sábado y en El Carmen que me esperan los compañeros: Elisaco, el Dr., QuicoF y MAS. Un solo minuto sobre la hora y llega el primer audio recriminatorio de la mañana de parte del Gandolfo. Se ha creído que por 2 etapas que ha llegado puntual puede compensar las minutadas que nos hemos tenido que jalar mientras se pone cremas y maquillaje. No más desagravios ni plantones, pero tampoco reprimendas de impuntuales crónicos. 😝




Con sólo 10 minutos de retraso (no pido que me lo superes, Eliseo. Sólo iguálamelo) comenzamos la etapa. Vamos ascendiendo por caminos rurales y huertos dirección Ermita de El Salvador. En algún punto incluso cruzamos la carretera que va a Montanejos para seguir un corto tramo por pista. Divisamos un enorme geiser de agua de regadío y de nuevo volvemos a cruzar la carretera. La pendiente va aumentando y llegamos a un paraje totalmente desconocido con mesas para hacer barbacoas y comidas. Frondoso y con una hermosa rampa del 20% que ya pone las piernas a tono de buena mañana. Llegamos frente al ermitorio. Las ansias hicieron que no tomásemos instantánea grupal alguna. Fantaseamos con almorzar en el bar próximo a la ermita pero estaba cerrado todavía, era pronto y el día incorrecto. Así que continuamos y nos deslizamos por detrás hasta alcanzar la carretera de nuevo.







Rodamos unos pocos cientos de metros por asfalto hasta llegar a la curva frente a la cantera donde una flecha cerámica nos indica el giro hacia la pista de la izquierda. Aquí comenzamos un ligero descenso y posterior ascenso hasta una balsa que Sauron recordaba de la Marcha Fira d'Onda allá por 2018 o antes incluso. "Mira, por allí bajamos", "por allí subimos", "aquí enlazamos con una trialera muy loca" va indicándome el creador del anillo único mientras vamos rodando. todo le suena. Habrá que volver a descubrir esas sorpresas.



Y de repente llegamos a un descenso duro, roto y maltratado. Incluso el agua ha dejado a la vista una tubería enorme de ¿gas? que anteriormente estaba enterrada. Parece que más que una pista es casi una trialera ancha. Con zonas peligrosas. De repente veo unas rocas como muy laminadas y lisas, y me viene a la mente el nombre de la zona de cuando diseñaba el track: Las Losas. Zona en la que hay que ir con cuidado pero que se puede hacer. A la derecha encontramos una senda. Alguno se pone tenso como palote e incita a bajar por ella. Pero no, hoy no es el día de investigar. Hoy se xarruga el track y dejamos las investigaciones para otro día, Miguel.

Llegados al final de Las Losas encontramos una bifurcación. Y es aquí donde mientras en el PC estuve diseñando y calcando el track de la web la zona se complicaba y le perdía la pista a la ruta. Decidí mientras diseñaba que tomaría el camino más ancho y pistero que me llevase a enlazar con el track de nuevo. Y eso hice. Esto me llevó a hacer un rodeo que hasta cierto punto funcionó. Perdimos la pista de las baldosas pintadas y de repente nos encontramos que la ruta continuaba cruzando una puerta cerrada de una vivienda particular. Se avecina lío. Sin embargo, al frente una senda parece llevarnos a paralelos y en dirección correcta hacia el track. Lo seguimos y descubrimos una bonita y sencilla senda en una zona boscosa. Llegados a un cruce acudió la duda de nuevo. Quico se puso a investigar mientras el amigo MAS jugueteaba con un tobogán en la senda. Mientras vuelve el oteador portando buenas nuevas es cuando descubro yo a 5 metros una de las baldosas enflechadas que nos dice que el camino de Quico es el correcto. 




Con el lío resuelto y apartada la confusión, pisteamos unos 5 kms hasta alcanzar la pedanía de Artesa. Descendemos hacia el cauce del río de los 3 nombres y bordeamos su frondosa ribera durante unos dos kilómetros y medio hasta alcanzar la urbanización Falda del Montí en Tales. Atravesamos dicha urbanización, dejando a nuestra izquierda el Montí  en busca de su fuente homónima. Tramo de pista exigente con buenas pendientes. Durante el ascenso somos sondeados por QuicoF para elegir pista o senda que nos lleve a la fuente. Llevamos ya mucha pista, así que la multitud pide senda. Nos desviamos en un cruce en su búsqueda. Sin embargo, el amigo QuicoF nos tenía una emboscada preparada. a pesar de habernos avisado, hicimos caso omiso de sus advertencias y nos topamos con una cuesta rota y con pendiente de más del 20% en la que todos salvo él nos apeamos. Sísí, incluso el mismísimo Sauron hincó la rodilla. Es MAS, él fue el primero. 😂😂  








Sorteada cual infantería la tachuela nos adentramos en la espesura en busca de una senda muy divertida, corta y sencilla hasta llegar a la Font del Montí. Allí cero fotos grupales de nuevo, rellenamos y vaciamos depósitos, comimos frugalmente y algunos descendieron las escaleras, hasta en 2 ocasiones. 😱😱 

Pisteamos unos kilómetros más adentrándonos en la zona devastada por el incendio en 2016. En este paraje, que debió ser precioso, va muy lentamente brotando de nuevo la vida. Ya se empiezan a ver nuevos pinos jóvenes. Esperemos que no se repita tamaña desgracia y en unas décadas podamos de nuevo ciclar con sombra. 








Y llegados a la cima nos encontramos con la senda Isidoro. Senda sencilla, pero con 3 pasos muy técnicos totalmente evitables a pie. Yo conseguí sortear los dos primero, pero ya no me atreví sin protecciones con el tercero. El amigo MAS sorteó los 3 con gran pericia al grito de "esto es al 100%". El resto, o bien sortearon algún paso o directamente los hicieron a pie.





Descendimos un poco más y llegamos a la entrada de la senda Azagador del Maset, también conocida como Pino Enano o Pepes II. Elisaco, Sauron y servidor elegimos disfrutar de una de las mejores y más sencilla senda que conozco. En palabras del Dr. Drunk, que junto con QuicoF bajaron por pista y asfalto, "senda muy similar a la (desaparecida?) Cachonda". Sólo hay que tener cuidado con los 3 pasos de barranco si están húmedos. En esta ocasión, en ambiente reseco veraniego, los pasos estaban ideales para cruzar. Mucho 'grip'.

Un poco de confusión en el reencuentro tras la división del grupo y enfilamos la parte final de la ruta. Bordeamos de nuevo la ribera del río Sonella, esta vez por la vertiente izquierda. Descubrimos una senda bien señalizada con algún que otro pedrolo y canto rodado que hacen que tengamos que estar atentos. Buen final de fiesta.




Finalmente llegamos al Convento del Carmen, donde nos recibe una rampa con escombros y bolos. Insalvable sobre la montura para cualquier mortal, que no para Sauron. Bravo por él. Es de otra pasta.



Terminada la ruta nos dirigimos al Bar  Tapería Ca Vicent donde disfrutamos del merecido almuerzo en esta ocasión al final de la salida. Bocadillos de secreto, cocacolas, cervezas, carajillos y alguna que otra copichuela por un precio módico que ahora no recuerdo (7,5€?)




Y tras el almuerzo cada mochuelo a su olivo. Gran día de BTT con una grata compañía y divertida ruta que habrá que ir mejorando y añadiendo nuevos extras para hacerla más picante.

Un saludo y cuidado en la carretera .... y las trialeras.

 
TODAS LAS FOTOS EN GOOGLE PHOTOS



1 comentario :

  1. Olé artículo. Muy completo, descriptivo y bien documentado. Este año escribimos menos pero todo de gran calidad. Además hay cera para varios individuos. Booona

    ResponderEliminar

Los comentarios son la parte más importante de este blog, tú opinión nos interesa. Gracias por comentar.

Por favor, contribuye al mantenimiento de nuestra web clicando en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos estás ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.

También se aceptan donaciones vía Paypal: https://www.paypal.com/paypalme/quicofranch

Salud y buenas pedaladas amig@s.