jueves, 14 de marzo de 2019

Mediterranean Epic By Gaes 2019, la epopeya UCI de un patán con rígida y sin tija telescópica

Después de los 25 minutos de parada del primer día, me esperaba que la senda del "jabalí trufero" tuviera un avituallamiento con pastas, café y algún episodio de Juego de Tronos, son los primeros kilómetros de la cuarta y última etapa.

Pido calma, distancia y paciencia, si con 20 personas ya caminas en esta senda imaginad con 800 y pico.


La experiencia es un grado y, uno tras otro, vamos pasando sin prisa pero sin pausa ese tramo más "white walker" de la senda.

La llegada a la meta alegra, hacerlo 4 veces, ya os podéis imaginar.


Enfilo la pista tras el repechón, bajo y al entrar en la siguiente senda me encuentro con Manolo Mallol (GP) asistiendo a un participante que ha pinchado la rueda…

-"¿Me podéis prestar una bombona de co2, por favor?"-.

Le presto la botella, la de repuesto, el adaptador, ¿quieres dinero?… jajaja… "no la voy a necesitar", le digo. ¿Temeridad? ¿confianza? ¿optimismo? ¿una mezcla de las tres?… joder, es la cuarta etapa y ya no creo que pinche ni tenga ningún problema… 

Bienvenidos, nuevamente, a mi particular y amateur visión de la Mediterranean Epic By Gaes, la epopeya UCI de un patán con rígida, sin tija telescópica… y con las ruedas a 2 kg. de presión durante 4 jornadas inolvidables.


Este año estoy bien arropado por la familia Deyoker. Han venido todos, ellos y un montón de gente están haciendo cola en las inscripciones de la carrera cuando entro feliz cual perdiz en el recinto.

"Cola 1 para élite con federativa, cola 2 para gente no élite sin federativa, cola 3 para gente que tiene la federativa, no es élite y zurda… cola…" espera… ¿no era así?, ¿encima hay que pagar en efectivo?. Marina d'Or es un erial de cajeros. Vuelve al pueblo y vuelve a hacer cola ¿en la 1 o en la 2?… habrá más colas y tapones, la siguiente en la etapa 1.


Con los Deyokers y con un tal David Valero (MMR Team) a la postre ganador de la Carrera



Foticos con David Valero, risas nerviosas previas, una birra fresca para aliviar tensiones y a dormir pronto. "A la caja de pino hay que llegar reventao, pero a la salida, descansao, Zugasti".


CHAPTER 1 - Oropesa - Oropesa. 61 km. y 1280 + | Dificultad: Fucker

 

 
Powered by Wikiloc


Parecida al año pasado, pero con algunos detalles para joder la "comfort zone". Recorrido casi calcado evitando la primera senda para no retrasar con tapones. Somos más gente que en 2018 y no nos vamos a aburrir, la subida al radar está seca por 100 días sin lluvia, la piedra suelta y toca caminar un par de minutos. Descansaremos de la subida del puerto :)


Sendeo previo antes de afrontar las primeras rampas del día. Hoy es una etapa de transición o para abrir boca… dicen, vamos, lo que viene a ser una etapa de finde con la grupeta a fuego y sin almuerzo, con un cohete en el culo y con bastante público.
Un día de auténtico lujo para el BTT mientras el resto del mundo estaba… trabajando… :)_

25 minutillos de parada en el Jabalí Trufero, todos quieren bajar, todos no pueden ni deben bajar. Lo hago a pie y… resbalón… ¡¡zasca!!.

Llego hasta La Pobla, lo intento en algunas sendas inabarcables (para mi) y otras muy ciclables. Más técnica con rambla, algún rampón y más barranco con el "rock garden" final, ¡me cago en tó!.

Casi calco el tiempo del año pasado, me he hecho colega de los sevillanos y de otra grupeta de triatletas. El avituallamiento final es un maldito after. Me siento al sol con los Deyokers, comemos bien, no limpio mi bici y regreso a mi base en La Concha. He bajado bastante de las 5 horas y eso es lo importante, al final se trata de disfrutar pero no pasarnos de tiempo, quedan tres días.

--

Workplace, justo un mes antes.


Este año no tengo el rodillo en condiciones, tan solo puedo ir a correr a mediodía y algunas tardes-noches en el gym. En el Set de Fotografía he levantado un buen montón de piezas y cajas de cerámica que me planteo como sentadillas (de ilusión también se vive).

Levantando una pieza aparentemente ligera noto un dolor agudo en parte media de la espalda, bueno, nada importante. Esa misma tarde-noche vamos a comprar… se me ocurre levantar una garrafa de agua en el aparcamiento…

Me caigo al suelo, Ana se ha quedado flipando, el dolor es insoportable. Joder, estoy a media feria del azulejo y a un mes de mi objetivo… mierda.


Tres días de estiramientos, evitar esfuerzos innecesarios, electroestimulación y movimientos bien realizados. Me olvido de gym y de correr. Cuatro días después puedo volver a hacer unas cuestas al ritmo… no me lo puedo ni creer, me veía postrado en una cama, lo juro por lo más sagrado (mis ruedas de carbono).

No vivo de esto, no soy deportista profesional, no soy un influencer… ni tan siquiera soy una buena influencia. Mis cualidades llegan hasta donde llegan así que haré lo que pueda, pero quiero tener una vida larga, intensa y -espero- divertida.

--

STAGE 2. Castellón - Castellón, un paseo por Borriol. | 62,39 km. y 1700+ | Dificultad: Superfucker Master of Universe

 

 
Powered by Wikiloc


El pánico escénico me puede en las etapas tan técnicas. No es que le tenga especial miedo a las sendas, pero me agobia tener a gente detrás exigiendo premura en lugares tan complejos, total, soy un patán con rígida, sin tija telescópica y con ruedas a 2 kg. ¿no os lo había dicho?.
Borriol, siempre hacia arriba

Aparco en las instalaciones del Chencho junto a la colonia Deyoka-Inbike, calentamos motores, nos echamos unas risas que quitan la tensión, ponemos en marcha los gps… y … joder, hablando con Oscar me doy cuenta de que he olvidado el reloj en casa. Bien Urben, bien, iremos a sensaciones pero de verdad y comeré cuando haya hambre o crea que lo necesite, contaré las vueltas de las ruedas o preguntaré la hora.


Salimos literalmente zumbando, Cantera, Borriol, primeras sendas. Haces tantas trialeras que no te fijas en que el desnivel va subiendo progresivamente y te vas a cascar casi 2.000 positivos. Poco puedo decir de hoy salvo que en un punto pongo la mente en blanco y me lanzo por uno de los pedregales más chungos que he hecho en mi vida.

"Por favor, decidle a mi madre que he bajado esto, que quede constancia", le digo a unos voluntarios al final de un descenso marcado con tres flechas "Precaución Máxima".


La ausencia de grasa en la cadena se empieza a notar, cuando engrano el piño grande suena una melodía insoportable en las subidas hacia Moró. "Ya está aquí el carro de los helados", dice una de las participantes con la que enlazo en Borriol.

Grande, entrar en Borriol para salir de Borriol y volver a entrar… y volver a salir y de qué manera…

Lo que se disfruta en esta etapa te hace olvidar el cansancio


Desfallezco en los últimos rampones de más del 20%, me he vaciado en las bajadas y afronto la línea de meta con un deje de decepción, mucha gente me ha pasado en este tramo que se me está haciendo eterno.

Pues hala, 5 horazas he bajado una hora del año anterior. BRU-TAL… normal que me adelantaran, me estaba pasando gente una hora más fuerte que el año anterior, estoy en mi propia élite de los fuertecitos/as que se toman birras por las tardes.

Caigo en el cesped sobre una pizza que he ha traído Yoko Vip Ana, estoy reventado. Saludaría a los pros que pasan casi saltándome para esquivar el obstáculo que soy en el suelo, pero no tengo fuerzas ni para levantarme. Tan solo para llevar la Trek al coche y meterla dentro (sin haberla limpiado, claro).


Alguien viene con una GoPro diciendo "Una bici de 29 dentro de un Corsa tres puertas sin abatir los asientos, esto hay que filmarlo". Born to be a RockStar.

Comida, Compex y visita vespertina de Javito (me ha traído grasa para la cadena) y Alitas de Pollastre para discutir aspectos ténicos y absurdos al calor de una birra. Mañana toca la tercera.


--

CHAPTER 3. "Oropesa - Oropesa, el culo me pesa". 79 km. y 1403 + | Jodida


Powered by Wikiloc

Regresamos a la salida en la Concha, al maldito repecho del puerto y a buscar las primeras sendas que precederán a otras subidas brutales. Hoy es la más larga, hoy llegan los Weekend, los jóvenes castores, Ha llegado Marcelo más contento que unas pascuas, no es para menos, el ambiente de la salida es un lujazo que podemos ver en muy pocas pruebas.


Las vistas son espectaculares, pero la subida tiene su picante


Aunque de un desnivel casi calcado (1450 aprox) al año anterior, este año tendremos más subidas técnicas y más trialeras, como no podía ser de otra manera. Pasaremos dos veces por Cabanes, primero por pista y después por un singletrack roto donde perder pie te condena a caminar un rato.


El primer descenso de Cabanes es por una senda sacacorchos, según Javito arreglada y muy ciclable. Ejem… Es ahí donde me pasa Marcelo, que tiene más tiento bajando… qué digo, hasta mi abuela si regresara al mundo de los vivos bajaría giraría a la izquierda mejor que yo.

En el tramo asfaltero me pasan auténticos bólidos a los que capturaré en la segunda subida, ese singletrack donde si pones pie estás jodido. Allí está animando Baisen, enmedio de la nada… (gracias) la siguiente bajada de Cabanes, previa a sus 500+, es muy divertida… si entendemos como divertida que una caída hacia la izquierda te lleva al fondo de un precioso barranco de donde saldrás hecho unos zorros y tardarás en ponerte una falda en caso de que te guste llevarla.

Llegamos enteros, 5 horas de nuevo, calco el tiempo con una etapa más compleja. Me encuentro igual o mejor que el año pasado… y me extraña. Limpio la bici en el servicio que nos ofrece la organización… ¡ya podía haberlo hecho antes!.


--

1500 (la milki), Castellón, 10 de Marzo de 2019.

 

En la salida de la Milki con el rufián de Capitán Chándal
Ayer le comenté a Oscar que saldría con las mismas ganas con las que disputé la Epic.
Estoy con el Capitán Chándal y su Thermomix, una eléctrica Specialized bien conocida en el blog DT y vamos a disputar la etapa larga con 69 km. y 2000+.
Salgo bien, subimos cantera, la recuerdo bien de la tercera etapa, primeras sendas… no, o no me encuentro bien o no me apetece, no sé que hacer.

Después de 5 horas de sufrimiento extremo con 3 bajones brutales pero no sin antes subir el puñetero Bartolo a través de la más puñetera Mataora, dudo si retirarme en la Pobla Tornesa tras 50 km. de pelea.


Dejo a Rafa precupado por la carga de su rodilla y el dolor de batería, está acompañado por un señor bregado en mil batallas que me aconseja "vomitar, recuperar y seguir". Que será algo atravesado en mi barriga, dice.

¡Eso estaba pensando yo!… 

A lo mejor, y solo a lo mejor, la Epic me está pasando la factura del esfuerzo, a lo mejor es la maldita primavera y el calor que tan mal se me da, no lo sé.
Al final de todo esto, el BTT es un medio, no un fin, así que regreso tranquilamente por el carril bici, aun podré recuperar un poco y sacar algo bueno de todo esto… que viene otro reto.

Un pequeño recuerdo de la fragilidad humana.

--

CHAPTER 4. Oropesa - Oropesa. | 50 km. y 1457+ | Divertida (si la comparas con la 2 y te has saltado la 3).

 





Powered by Wikiloc



Ciclar por la playa es un lujazo, amigos

Volvamos al principio, regresemos al km. 15 de la etapa 4 con el ciclista del reventón y el Bombero cabrón que me hace sufrir en la Gigante de Piedra. Les doy las bombonas y el acople de la válvula y me voy directo a la subida técnica, al Bartolo, a su p… madre, a las sendas de bajada hacia Benicàssim por pedregales que también debería grabar en mi memoria, la bici se va hacia todas partes menos hacia donde quiero, ¿por qué será?… porqué llevas las ruedas a 2 kg. imbécil.


Hacia la Vía Verde vamos volando a 40 km/h, vamos -en plural- porqué lo hacemos el ácido láctico de mis piernas y yo, qué dolor. Bajo las escaleras y paso toda la Renegà sin acordarme de desbloquear la horquilla, por algo soy un pringao con rígida, sin tija telescópica y con ruedas a 2 kg. de presión.


Da igua que sea la última, hay que apretar el culo

Entramos en la playa de la Concha, quieres ir recto y te vas al carajo. Solo en la orilla logro tener tracción y me quedo a solo un metro de la salida. Un cabrón con fatbike lo ha logrado, para eso sirven. 

Llego a la meta en 4 horas, Yoko Vip me espera y me trae platos de paella hasta que mi cuerpo empieza a notar cierto alivio y me apetece pasta. Abrazos, enhorabuenas, alegría, música… la Mediterranean Epic 2019 ha terminado y creo que lo he dado absolutamente todo, de hecho hasta mi kit de pinchazos.
Pasaron más cosas, pero no las puedo resumir todas, algo tengo que guardarme para mi.

Si os lo podéis permitir, participad en un evento como este, en serio.
Te vacía por dentro pero a la vez, te llena.

6 comentarios :

  1. Hola Urben, una crónica soberbia, qué maravilla. Grandísimo artículo. Todo tiene solución, conseguiremos una tija telescópica :) felicitats per acabar la Epic amb bones sensacions.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante bro! en tu línea fuera de serie. Y grandes esos vídeos-resúmenes de cada etapa que recibía a diario! TOP!

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Acá sacamos el cuerno de chivo para darle a esos güeros!!.

      Eliminar

Los comentarios son la parte más importante de este blog, tú opinión nos interesa. Gracias por comentar

Por favor, contribuye al mantenimiento de nuestra web clicando en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos estás ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.