jueves, 27 de febrero de 2020

VI TROFEO BTT LA MACHACÁ (23-FEB-2020)


Sigue la preparación para la 10Picos, sin embargo no hay que abandonar la BTT ni el flow. Así que esta semana doy de mí todo lo que puedo y más, se alinean los astros, obtengo superpermisos y hago doble salida: sábado road 1er bucle 10Picos (PabloM dará buena cuenta de ello, promete mucho esa crónica ;) y el domingo la que nos atañe ahora, LA MACHACÁ. Vamos al lío, amig@s.


Comentaros que tampoco no voy a entrar mucho en detalle de cada una de las subidas, trialeras y giros que da esta fantástica marcha y sí hablaros más de sensaciones vividas durante la misma.

Recogida de dorsal y una surtida bolsa de Aneto con brick de caldo verduras, un bolígrafo, braga serigrafiada de La Machacá, 2 naranjas navel y 2 barritas. Vamos, bolsa con chicha, lo que toca. Bravo.

La guardo en el coche y ya son casi las 8:15, así que a la zona de salida. 8:30 y comienza la marcha. Escojo la de 40km. Estuve valorando toda la semana hacer la de 70 pero con ese bucle 10P el día anterior se me habría hecho bola que dicen algunos. Buena elección pues.

Arranque a fuego. Salida muy rápida, rapidísima diría yo. Con asistencia configurada en 15-25-35% y me cuesta seguir a los pros para no quedarme al final.  

Callejeamos por La Vall y nos dirigimos hacia la Murta. He hecho esta zona con Quico alguna vez y es un tramo en el que eché en falta alguna trialera de las que he hecho con él. Creo que se llama  "abejas" o algo así.


Seguimos hacia Sants de la Pedra. Vaya subida larga dolorosa, calurosa, ni gota de aire y con rampas del 20-22%. Locurón ciclarla sin pila. La verdad es que se me hizo eterna.

En la cima comienza la primera trialera de entidad: Penyalba. Con puntos realmente peligrosos pues hay un hermoso barranco al lado. Aún así me desenvuelvo bien a pesar de algún tapón que me provocan bikers no tan osados que van por delante. Incluso en la cima un espectador  comenta que más adelante ha habido caída. Es el primer momento que empiezo a darme cuanta de uno de los fallos de la organización y no será la última: La falta de señalizaciones. 

Superada la trialera, descenso prolongado y rápido por pista hasta alcanzar la sendas divertidas que hay al norte de la población, Xacó entre ellas.


Entramos en el pueblo y el track nos lleva por dentro del mismo río. Como comento ya conocía este tramo de ciclar con QuicoF. Muy entretenido.

Continuamos y hacia el oeste que nos dirigimos. Subida dura y larga la de Les Coves que nos lleva a una de las trialeras más exigentes de la jornada: Sant Antoni y la del colegio.
En ellos de nuevo echo en falta algún cartel o personal de la organización que avise del gran socavón que hay a la derecha practicado en el terreno por las lluvias supongo. Como para meter la rueda ahí.


Seguimos hasta que llegamos detrás del colegio donde el reguero de la izquierda también es una zona muy peligrosa y un descuido te puede jugar una muy mala pasada. De nuevo, cero avisos.

Y de repente la senda del colegio en sentido ascendente. Los bikers empiezan a caer poner pie a tierra cual infantería en esta durísima trialera.

Entre tanto he pasado el primer avituallamiento líquido. Un par de vasos de acuarios y a rodar.

Tras un descenso largo veo a un voluntario de la organización avisando de un desvío, hasta aquí perfecto. Pero al final de la bajada viene un cambio de pendiente brutal en ascenso: barranco del Garrut. It's a trap, a f***ing trap, pienso, en la que vamos cayendo como moscas. Venga el cerdo al matadero. Un tío se clava delante de mí en mitad de la rampa y me fuerza a caerme en las zarzas laterales. Y a la mente me viene el tipo que estaba allí arriba podría haber anunciado la trampa. No entiendo a que se juega. Otra más.

Continuamos un buen ascenso donde ya cansado aplico una buena dosis de motor y adelanto posiciones. A ver si esta vez termino una marcha antes de las 3 horas. 

Segundo avituallamiento, está vez líquido y alimento. A mí llegada y la de bikers del mismo nivel los voluntarios anuncian a voz en grito y con alegría: "éstos paran, éstos paran". Y comienzan a sacar los jalambres que los pros de delante han desdeñado. Vamos, como si supiesen que venía. Jajaja. Trinco un trozo de fuet, dos gajos de naranja y medio plátano. Pero había de todo, desde sandwiches de Nocilla hasta panteras rosa, OMG!!!. Me veo tentado, pero mantengo el tipo y parto antes de que el almorzador que llevo dentro conteniendo desde Navidades asalte con todo el puesto.

Superada la tentación continuamos ciclando, vienen más sendas, más pista y más asfalto entre huertos. Todo muy bien combinado. Nos acercamos a la zona del vertedero que conozco de haber venido este verano con Eliseo y QuicoF. Este último ya me avisó en aquel momento de que no debíamos temerle al "salto de fe" que íbamos a realizar. Antes de acometerlo hay una persona de la organización avisando. Biennn. Al fin. Aunque sus indicaciones no son las mejores me lanzo por tan divertido tobogán.

Pestoseamos entre huertos y llegamos a la subida del "poste eléctrico". Imponente rampa que llega a alcanzar el 20% y que nos deja en el comienzo de la senda Deposito de agua. Durante el descenso, concentrado como voy en el terreno, no diviso una preciosa rama de 20-30 cm de diámetro a la altura de la frente ideal para abrirse el melón. Obviamente con la correspondiente ausencia de señalización. ¿Para qué cortarla me pregunto yo si alguien puede abrirse la cabeza en ella? Unos socorridos bikers de Valencia que vienen detrás paran y me preguntan por mi estado. Un poco mareado y con mucho dolor de cabeza me levanto y les comento que me recuperaré. Falso. El dolor de cráneo es importante y me acompañará hasta bien entrada la tarde. Cualquier bache hace que me duela más. Me levanto y continúo como puedo la trialera con calma.

Y a continuación y frente a mí, mi archiememiga: la trialera de Carmaday. La de veces que se me ha atragantado la parte de subida. Sin embargo en esta ocasión la supero bastante bien y casi toda sobre la bici. La bajada no es tan exigente como otras que tiene el track de esta marcha.

Superado este último escollo toca encaminarse hacia el infierno de la rampa que lleva el nombre de esta marcha. Ya en la crónica de hace 2 años el compañero QuicoF dio buena cuenta de lo que suda en esa cuesta. La sensación de sufrimiento indescriptible quedó totalmente plasmada en aquella crónica. Todos subimos aquella Machacà. Ahora me toca a mí sufrirla en mis carnes.

Llegando al polígono se respira ya el ambiente tenso. Se oye tumulto en la lejanía y mucho gentío también se intuye. Poco antes de llegar detengo mi montura y decido subir el modo turbo del 35 al 90%. Creo que lo voy a necesitar. Giro y una imponente rampa ante mí. Hay que mirar al suelo y seguir la trazada del de delante. Buscamos ese reguero de hormigón que guíe nuestras ruedas hasta la cima. El comienzo es llevadero. Pero es cuando llegas a la zona rocosa y sin hormigón donde comienzan los problemas y la fiesta. El biker delante de mí flaquea y recibe el impulso de un seguidor. Son varios los que funcionan así. Cuando llega mi turno ven mi montura y me comentan: "A tu no te fa falta que portes motor, jaja". Qué cracks. El ambiente es muy motivador. La realidad es que hace rato que he puesto el modo trail (25% asistencia) y me veo muy bien. Incluso me siento tentado de bajar al Eco con su 15% para poder sufrir un poco más. Aún así aprieto dientes y alcanzo la zona del 34%. Impresionante. Bastante gente animando y un speaker gritando como un descosido. No le entiendo, sólo consigo ponerme a su altura, mirarle y esbozarle una tímida sonrisa de victoria cuando  alcanzo la cumbre. Lo conseguí y sin muerte. Sólo ese dolor de cabeza permanente del ramazo.



El resto es bajada por pista, asfalto y cantos rodados como melones de grandes hasta alcanzar el polígono y la población. Miro el GPS y veo que falta poco para las 3 horas de ruta. Aprieto el paso y logro llegar a la meta con el objetivo cumplido. Terminar vivo, disfrutando y en tiempo más que aceptable.

En la meta paso por asistencia médica a comentar la jugada con los sanitarios. Tras una serie de indicaciones y un ibuprofeno me dirijo a por el almuerzo. Buen surtido de medios bocadillos, cocas, bizcochos... No hay muchas ganas de fiesta. El dolor es molesto. Un bocata, una cola, la pirula y hacia el coche.

Y esto es todo. Repetiré sin dudarlo. 

Saludos y cuidado en la carretera... y trialeras.

VALORACIÓN DE LA MARCHA (8,5/10)

Pros:
  • Trazado tremendamente variado y divertido: trialeras, sendas, subidas pisteras largas y cortas...
  • Cantidad de participantes perfecta (350 aprox)
  • El ambientazo en La Machacá impagable. Hay que vivirlo.
  • Buena organización en general, salvo....

Contras:
  • Falta de señalización en algunos puntos conflictivos o susceptibles de ser peligrosos.
  • Eché en falta la Trialera "Cabells Negres" y alguna senda más antes de Sants de Pedra.
  • La puta rama, jajaja.

TODAS LAS FOTOS EN GOOGLE FOTOS AQUÍ


CLASIFICACIÓN Y TIEMPO




3 comentarios :

  1. Acabo de leerla. La narración es magnífica y detallada en sensaciones. Felicidades :)

    ResponderEliminar
  2. Buena crónica Capitán. Enhorabuena.

    Menudo golpe te llevaste. Deberias cambiar el casco. No hay que arriesgarse a que otro golpe lo haga abrirse "com una mangrana"

    ResponderEliminar

Los comentarios son la parte más importante de este blog, tú opinión nos interesa. Gracias por comentar

Por favor, contribuye al mantenimiento de nuestra web clicando en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos estás ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.

Salud y buenas pedaladas amig@s