viernes, 20 de diciembre de 2019

BTT PUNTAL-ALFONDEGUILLA-SUMET 14-12-2019

Carlos, Capitán, Eliseo y Pascual. QuicoF haciendo la foto en la cima del Puntal de Artana

Una vez más, los astros se alinearon para la práctica del btt. La etapa es una vieja conocida, subir al Puntal de Artana por Aigües Vives y bajar hacia Alfondeguilla. Pero hubo añadidos novedosos antes y después de Alfondeguilla, pues se habló de una trialera antes de llegar a ese municipio, y de la montaña del Sumet antes de llegar a la Vall. El almuerzo sería en Casa Eladia y la vuelta por la Murta, buen plan el que nos habíamos montado, veamos qué resultó finalmente. Los asistentes los veis en la foto de portada, en la cima del Puntal, más el servidor que echó la instantánea.

TODAS LAS FOTOS EN EL ÁLBUM DE GOOGLE


Altimetría general de la etapa

TRACKS:


SEGMENTOS PRINCIPALES:

LA ETAPA:


Nos reunimos todos en el polígono Carabona, excepto uno que nos aguardaría en la entrada de la Vilavella. Antes de empezar cabe decir que sólo uno vino electrificado, y que otros 2 fueron los promotores de la etapa, cada uno aportó sus novedades, ya mencionadas en la introducción de este artículo.

Hasta llegar al encuentro con el Capitán en Vilavella agasajé a mis compañeros con una exquisita selección de pestosidades rurales entre Carabona y Nules, que fueron muy celebradas por Pascual. Y parecía que no hacía viento al salir pero nos abofeteaba fuertemente llegando a la Vilavella.

Llegamos a la rotonda y el aire estaba calentísimo y el personal se tuvo que apear a quitarse ropajes invernales. Casi 20º y aún no eran ni las 09:00.

Pestosidades rurales

Buscando el inicio del Puntal


Recogimos al Capitán y enfilamos hacia el Puntal por Aigües Vives, para llegar hasta él, nuevamente agasajé a mis compañeros con más clásicos pestosos y rurales, buenos para evitar carreteras asfaltadas. Disfrutamos entre naranjos y el Corral de Paioni, incluso fantaseando con meternos en su finca vallada para atajar hasta el inicio del Puntal, pues la verja estaba abierta.

Hasta que llegó el inicio del Puntal, y que os voy a contar de esta durísima subida. Mejor que lo leáis en este artículo de nuestra web:



Con mucha calma y parsimonia nos adentramos en las duras y sombrías rampas del Puntal. Como bien dijo Carlos, es una subida que hace que afloren todos tus dolores corporales, los nuevos y los viejos. El más rápido en cima fue el amigo Pascual, seguido de Capitán y Eliseo. Carlos y Servidor llegamos en último lugar, y puedo garantizar que los últimos 4 kms de ascensión los hicimos en unos 45 minutos.

Pico Font de Cabres

El Gegant de Pedra

Los Kaps

La Muntanyeta de Sant Antoni

El fuerte viento dejó horizontes despejados y bonitas fotos, pues vimos el Montgó en Denia. La isla de Ibiza no la vimos, pero dicen, los de vista muy penetrante que es posible atisbarla en días de excepcional claridad. Seguiremos oteando los horizontes a ver si hay suerte.

El Montgó en el horizonte

La cima del Puntal

Carlos y el Mar

Eliseo coronando

QuicoF y Carlos


Y bajamos Puntal hacia Alfondeguilla, que nos esperaba la primera novedad del día, la senda previa a Alfondeguilla, esa era nuestra idea. Antes de llegar al mirador de Alfondeguilla, nos saludó una empedrada y empinada escalinata que invitaba a descender hacia el Barranco de Eslida. Poco flow el que nos rodea últimamente para lanzarse a heroicidades gratuitas, pero el bueno de Eliseo se animó, y a su rueda que me tiré sin pensarlo bien con la cabeza. Un inicio de trialera duro, pero practicable y majo.

Los tramos rectos indican que se ha caminado

Lamentablemente, según avanzamos por la senda, vimos como poco a poco se iba transformando en barranco poco apto para la práctica del btt, hasta que llegamos al Arquet de piedra. Ahí había zonas aptas para bajar la bici con cuerdas en algunos escalones. Afortunadamente, al poco de pasar el arco encontramos una escapatoria ascendente que nos llevó de nuevo a la pista. Estos contratiempos nos retrasaron la marcha y nos abrieron el apetito, pues eran las 11:00 y las tripas clamaban por una buena pitanza. Al poco de recuperar la pista, vimos que hay un acceso practicable para llegar a Alfondeguilla por senda, nosotros nos metimos demasiado pronto y nos topamos con la zona impracticable, ahora ya lo sabemos para futuras salidas. 

La trialera empezó bien


Pero se fue complicando...

por momentos...

Hasta que se hizo impracticable en la zona del Arquet


Zonas salvajes

El plan original era llegar a La Vall por la montaña del Sumet, y almorzar como perros hambrientos en Casa Eladia. Por votación popular hubo que cambiar Eladia por les Cholines, el hambre era atroz. La estancia en Cholines para mi fue satisfactoria, algunos otros no opinaron igual, pero tenía buena calidad y variedad en las tortillas expuestas en vitrina. Hasta nos compramos un décimo entre 5, para el sorteo de la Navidad, y ahora no tengo fotos del número...pero el custodio es de fiar, y si finalmente no es así, pues le extirparemos el bazo a mordiscos sin anestesia ni miramientos. Tras el almuerzo fuimos regalados con una tanda de chupitos y nos lanzamos a la carretera, en busca del Sumet.



Al llegar al desvío Sumet, los Kaps andaban con prisas y enfilaron recto a Burriana por el camino más corto. Y los otros 3 nos aventuramos en la subida del Sumet, patrocinada por el amigo Pascual, y 2.5 kms que ascendimos con la tripa llena. Un duro golpe. Pero al llegar al Coll del Sumet hay buenas vistas y es un enclave que merece la pena visitar. Bajada bastante rota e inclinada hacia la Vall, se desaconseja hacer el Sumet en el sentido La Vall-Alfondeguilla.

Vistas de la Vall desde el Coll del Sumet

Columbretes en el horizonte

Coll del Sumet

Bajando el Sumet hay algunos agujeros

Y como el Capitán también tenía cierta prisa, y los dos que quedábamos ya lo habiamos tenido más que bien, desestimanos el regreso por Murta y llegamos a Nules por el Barranc Fondo, y sus cantos rodados, que te dejan un gustoso hormigueo en los brazos. Y hasta Carabona nuevamente por los pestosos e intrincados caminos rurales. Eso fue todo amig@s. Salud y buenas pedaladas, y ya quedan pocas azañas por contar en este año del señor de 2019.

1 comentario :

  1. Buena crónica, correcta narrativa de los acontecimientos.
    Caso omiso de los improperios recibidos por uno de los organizadores.
    Se exige "Flow" y cuando se les concede sólo se escuchan rebuznos.
    Tendremos que dejar que los KAPS organicen las etapas y reciban de su propia medicina 😝

    ResponderEliminar

Los comentarios son la parte más importante de este blog, tú opinión nos interesa. Gracias por comentar

Por favor, contribuye al mantenimiento de nuestra web clicando en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos estás ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.

Salud y buenas pedaladas amig@s