16/2/11

BTT BARRANC DELS HORTS-LA LLACUA-ARES DEL MAESTRE

En la pista de subida a la Muela de Ares, atravesando zonas de hielo y nieve.


EL RECORRIDO:


PERFIL DE LA ETAPA:
FOTOS DE LA JORNADA:


VÍDEOS:

INICIO FINCA BARRANC DELS HORTS


Magnífica etapa la que disfrutamos el pasado sábado en la zona de Ares del Maestre. El recorrido elegido empezaba en la finca de El Barranc dels Horts. Esta finca es privada, propiedad de Bancaixa y para transitar por ella hay que pedir un permiso escrito en el Área de Conservación de la Naturaleza de la Fundació Bancaixa Castelló. En ella abundan los conjuntos de robles milenarios y alimañas ibéricas de toda índole. Efectivamente, estábamos descargando nuestras flamantes máquinas de los maleteros cuando apareció el guarda solicitándonos nuestro permiso escrito. Una vez subidos a las monturas, nos esperaba un puerto de casi 7 km con las piernas completamente frías como carámbanos.

LAS CABRAS MONTESAS Y EL CABRÓN


Pista suave y pedregosa tuvimos de inicio, los elevados riscos a nuestra derecha nos privaban de los benevolentes rayos del sol matutino. La ligera pista dio paso a rampas hormigonadas y de inclinación considerable, subiendo en zigzag entre los robledales enormes y de ramas desnudas. De vez en cuando, piedras cayendo desde los riscos…Casero ya llevaba tiempo detectando ruidos en el acantilado, a nuestra derecha…hasta que al final las vio, allí estaban, las cabras montesas que nos habían seguido desde las alturas desde nuestra entrada en la finca. Un grupo de 4 ó 5 ejemplares. Y cerrando la comitiva, ahí estaba el grandísimo cabrón con su cornamenta recta apuntando hacia los cielos sin nubes. Una lástima que en el vídeo no se aprecie con detalle, debido a la distancia. Seguimos escalando, las piernas no acababan de entrar en calor.

EL PASO DE LAS TERMÓPILAS


Superados los robledales, apareció a nuestra izquierda el Mas del Barranc dels Horts, que da nombre a toda la finca. Construcción perfectamente cercada y rehabilitada; emite cierto tufo a confortabilidad y augura placeres sarracenos inimaginables, destinados sin duda a los mejores “consellers”. Superado el Mas, entramos en un desfiladero estrecho (paso de las Termópilas), donde nos encontramos de bruces con la primera puerta/valla de la jornada, después vendrían muchas más. Aquí Vidal empezó a mostrar signos de malestar general, seguramente provocado por el carajillo matutino que nos cascamos en la gasolinera de Albocàsser. Superado el desfiladero, las vistas se fueron abriendo hacia el horizonte y se intuía cercana la cima del primer puerto. Aunque las rampas no aflojaban.

VIDAL CORONA


Muchas agonías nos deparó la primera ascensión del día, que resultó ser mucho más dura de lo previsto cuando estudiábamos la ruta en casa. Llegados al final de las rampas duras, vimos una bifurcación que descendía por un camino desconocido, fuera de nuestra ruta prevista. Según he averiguado después, la mencionada pista sale a la carretera que une Albocàsser con Ares. Me la apunto para futuras incursiones. Al llegar a la cima, aún quedaba un km de llanear, hasta llegar al waypoint que certificaba que acababa definitivamente el puerto. En este punto, una nueva puerta nos indicaba que estábamos entrando en el coto privado de caza “La Marina”. Como la mañana ya estaba bastante avanzada, los estómagos bramaban y nos encontrábamos muuy lejos de la Llacua, parecía el momento ideal para cebarse las famosas gominolas clembuteradas, obsequio de nuestro buen amigo Pablo Moros. Pequeñas pero consistentes y membrilladas, ofrecen 10 gramos condensados de pura energía. Nos aguardaba un muy breve descenso hacia terrenos desconocidos.

VACAS EN EL MAS DE LA BELLADONA


Estábamos entrando en las cercanías del Mas de la Belladona, y las manadas de vacas se hicieron cada vez más numerosas, en general a los bordes del camino. Hasta que llegamos a la altura de la vaca beligerante, que nos miraba muy fijamente de frente, a la vez que nos cerraba el camino. Muy gorda la cabrona, y demasiado estrecho el camino, como para esquivarla y seguir la ruta. El buen amigo Isaac, se puso al frente de la marcha, y la desafió sin menguar el pedaleo, esgrimiendo un gran conocimiento del reino bestiar, fruto de su experiencia con bichos similares en el norte de la península. En el último momento, el enorme rumiante se echó a un lado para dejarnos paso. Justo al llegar al Mas de la Belladona, nuestro camino torcía a la derecha, dejando el Mas muy cercano a la izquierda. No nos pudimos acercar a echar una ojeada, pues vimos a algunos vaquerizos beligerantes, que nos miraban con malos ojos por haber asaltado su propiedad vallada plagada de alimañas cornudas. Poco a poco la pista bien definida, fue cediendo hacia una superficie más hierbática y agreste, por la que parecía hacía mucho tiempo que no circulaban ruedas de vehículos.

LA TRIALERA DE LA JORNADA


La pista desapareció, y aunque el gps marcaba camino, costaba un poco adivinarlo, pues sólo se veía matorral y acantilado. Aquí comenzaba la larga senda/trialera de la jornada. De una dificultad media, pudimos descenderla sin tener que apearnos casi de la bici, pues su inclinación no era demasiado acentuada. Algunos bolos sueltos, zonas de roca viva y varios pinchazos de arbustos nos hicieron disfrutar como enanos metidos en la cama de Blancanieves, aunque hay disparidad de opiniones en el grupo en este punto. Se nos hizo bastante larga la bajada, pues tocaba parar cada cierto tiempo a agrupar y orientarse.

SEGUNDO PICO


La trialera desembocó en una carretera asfaltada. Vuelta a la civilización! Y menuda vuelta, el segundo puerto del día nos estaba esperando con los brazos abiertos para transmitirnos todo su cariño a base de rampas por encima del 12%. Y con el hambre que había ya en los cuerpos... Los primeros dos kilómetros, pura agonía y sufrimiento en forma de curvas de herradura. Cada uno subía como buenamente podía. Los tres kilómetros siguientes se hicieron más llevaderos, con largas rectas y fuertes vientos. Nos acercábamos a la cota máxima de la ruta por encima de los 1200 metros. Como no podíamos esperar más, eran las 12:00 y la Llacua aún estaba lejana, hubo que almorzar en la cima desnuda azotada por fuertes vientos. La temperatura al sol era buena, así que nos cobijamos tras un muro de mampostería seca, para deglutir el contenido de nuestras mochilas. Buenos bocadillos de longaniza y tortilla, caballa de Casero en lata y consistente chocolate de Vidal. Fue todo un festín sentados sobre las piedras del camino. Tocaba encaminarse hacia la Llacua.

DESCENSO TRAS EL ALMUERZO


Más y más asfalto camino del poblado semiabandonado de la LLacua. Pillamos un tramo bueno de descenso donde se alcanzaron velocidades superiores a los 60 Km/h. Al poco tiempo, el gps nos indicaba torcer por un tramo breve de pista hacia la Llacua. Ya quedaba menos.

LA LLACUA


Repechones interminables tuvimos que superar hasta poder divisar el poblado a lo lejos. Su cercanía nos infundía ánimos. La primera parte de la ruta se había ciclado a velocidad media muy baja, debido a los dos puertos y la trialera. En la Llacua nos esperaban sus antiguas casas desvencijadas por el paso del tiempo, su Iglesia en ruinas y los ladridos de los perros de la única morada habitada en los meses invernales. No nos quedamos mucho tiempo. Teníamos que buscar la ruta hacia Ares y ascender la última dificultad seria del día. Desandamos el camino realizado por asfalto hasta llegar a la pista que parecía ascender en dirección a la Muela de Ares, que por la cara norte se intuía aún nevada.

TIME LAPSE LA LLACUA-MUELA DE ARES DEL MAESTRE: SIN AUDIO!


Los primeros kilómetros de la pista discurrieron muy amigablemente en un trazado de muy ligera subida, atravesando diversas masías ganaderas que parecían estar en funcionamiento. Poco a poco la sombría Muela se nos echaba encima, así como las últimas pendientes del día. Atravesada una nueva puerta-cercado, empezaron las complicaciones. Las duras pendientes fueron la emboscada del día, amenizadas con tramos de hielo y nieve en los que rezabas por no patinar y romperte la cabeza. Aquí fui maldecido por Vidal, que apuraba la resistencia de sus músculos hasta la extenuación. Su cuádriceps hizo “crack” y ya pensamos que teníamos que llamar al helicóptero. Afortunadamente, una parada de Velocio y algunas gominolas mágicas más obraron milagros. Con mucho empeño llegamos al cuello junto a la Muela. Ya sólo restaba descender hasta Ares del Maestre, habíamos cumplido. Estaba previsto hacer un alto para comer en el municipio, que no se distingue precisamente por la calidad de sus bares. Como teníamos comida en los vehículos optamos por descender el puerto de Ares en busca del fin de etapa. A la llegada a los coches, nos esperaba el guarda, durmiendo en la garita muy a pierna suelta. Maravilloso trabajo, naturaleza y siestas.

Hicimos una parada, de nuevo, en el bar de la gasolinera de Albocàsser, donde Isaac, que es todo un señor, y que cicló siempre en cabeza en todos los terrenos, nos invitó al tardío almuerzo-comida.

Bueno amigos, recordad que el próximo domingo 27 de febrero, vamos a pedalear junto a “El Factor Campo Btt” y todos aquellos que quieran sumarse a tan magno evento.

Esta crónica está dedicada al Sr. Pablo Moros, que ya nos lee desde las lejanas tierras escocesas, con el que esperamos poder pedalear nuevamente en el futuro, si los astros lo permiten.

DATOS GARMIN CONNECT:


EL IBP DE LA RUTA:

LA RUTA EN GOOGLE EARTH:

10 comentarios :

  1. la cara de Vidal en el paso de las termópilas certifica que lo del carajillo antes de salir fue mala idea!

    ResponderEliminar
  2. La mejor etapa hasta la fecha, hay que repetirla, pero esta vez en otoño o primavera que es cuando la vegetación en el Barranc del Horts esta en su máximo esplendor

    ResponderEliminar
  3. Sois tremendos. Que espectaculo tan bien llevado y bien preparado. Mis más sinceras felicitaciones y continuad con esta afición tan sana y que nos gusta tanto a los que os seguimos y practicamos.

    Recuerdos a Pablo y un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. leerá tu comentario, don't worry. le llegan automáticamente. gracias por tu apoyo. la llacua se está convirtiendo ya en una tradición anual.

    ResponderEliminar
  5. locos, acabo de leer la crónica, duele no poder estar ahí... cuando tenga un rato veré los vídeos... un abrazo julitooooo

    ResponderEliminar
  6. Que buena pinta tiene la ruta, me la apunto!!

    ResponderEliminar
  7. Gran esta y mejor crónica, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  8. gracias a todos, vuestro apoyo nos ayuda a seguir y a mantener el blog en constante movimiento.

    ResponderEliminar
  9. bueno jambos, gracias paco de btt morvedre, hoy he aprendido a insertar una nueva funcionalidad de google earth muy buena para nuestro blog.

    id al final de esta crónica y decidme si os funciona. aquí funciona. es posible que tengáis que instalar el google earth pluggin para que se vea el recorrido 3d. decidme si os da la opción de descargarlo desde la misma ventana. gracias.

    ResponderEliminar
  10. ostia julito, no paro de pensar en la frase "qué espectáculo tan bien llevado y bien preparado"

    ResponderEliminar

Los comentarios son la parte más importante de este blog, pues se escribe para los bikers y nos interesa lo que tengan que decir.

Su donación vía paypal está contribuyendo a la continuidad y mantenimiento de este blog, se contestan todos los comentarios con gran entusiasmo:

https://www.paypal.me/quicofranch/1

Otra forma de contribuir es clicar en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos está ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.

Por favor, hágase seguidor de nuestra página de facebook:publicaciones de calidad, propias y ajenas
https://www.facebook.com/ciclismodandolotodo/

Muchas gracias por su ayuda :)