domingo, 8 de mayo de 2022

BTT DE VILA-REAL A SANT JOAN DE MORÓ 23-04-2022

 

Con las bravas de Casa Bou de Sant Joan de Moró se puede alimentar a medio bar.

Sí amig@s, la etapa a Sant Joan de Moró del 2 de abril fue anulada por covitismos y lisiamentas variadas. Así que el sábado 23 de abril volvimos a la carga pues la jornada parecía propicia. El día se levantó ventoso pero a pesar de ello cogí la btt desde Burriana Port y allá que fui a encontrarme con el Capitán en Vila-Real. 70 kms de gesta con mucha senda y un almuerzo más que copioso en Casa Bou de Sant Joan de Moró. Arrancando. Track en Strava

 

TODAS LAS FOTOS DE LA JORNADA. 23-04-2022


TRACK WIKILOC

 

Powered by Wikiloc


Salieron 70 kms y 745 mts de desnivel


Sí amig@s. El día 23-04 fue el elegido para recuperar la etapa fallida del 2 de abril. El sábado amaneció ventosísimo, y con amenaza de lluvia, lo que propició que el sector Road-Marxo se hiciera caquita y se quedará en casa a calentar el lecho, bien que hicieron, la misma idea se me pasó a mí por la cabeza cuando sonó el impetuoso despertador. Pero me levanté y a las 07:00 salí para Vila-Real para agasajar al Capitán en sus dominios. Había preparado esta misma etapa del año 2019, vedla aquí.


Arrancando

Una ruta de preparación sencilla (ya teníamos track de años anteriores) que vista a posteriori, la veo como muy buena opción cuando queramos disfrutar de btt sin complicaciones ni denuncias espadánicas. A la hora convenida llegué a Can Captain y allá que fuimos hacia Sitjar. Voy a dar unas pinceladas del recorrido. Y Gandolfo que se quedó haciendo el hámster cerca del nido por si las moscas paridoras se presentaban sin previo aviso.

Así que a las 08:00 salimos puntuales hacia el polígono de Sitjar Baix, y se ve que debió llover bastante el viernes por la noche pues estaba todo con la humedad sendera que le mola a Gandolfo, y que tendrá que disfrutar dentro de 7-8 años por lo menos. Subida Pirotecnia tranquila mientras el Capitán me comentaba que la nave gigante que hay a los pies no es la de Amazon, sino una nueva de Pamesa. Una plataforma y terraplen salvajes de tamaño. Y la primera senda de Pedrissetes se hizo buena de grip por la humedad, pues hasta subimos la primera ascensión sin hacer pie. Deliciosa.


Primera subida, Pirotecnia, finalizada

Las humedades terrenales estaban al gusto del Capitán

A Penyagolosa aún le quedaba nieve en la cara norte.


Me temía un paso por rambla inundado pero estaba todo muy practicable, incluso el cruce para salir de la Rambla Presa Maria Cristina para ir a buscar la carretera de Alcora y nuestro siguiente destino, la urbanización Monte Cristina, que culmina en una mega rampa hormigonada al 20% que nos hizo coger el manillar con fuerza y apretar bien los dientes. Algún día saldrá algún empaste disparado.

Así que chino-chano empezamos la subida desde rambla hasta la cima de la urbanización Monte Cristina. Recuerdo conversaciones de Windows y controladores rebeldes. El día iba bien, algo ventoso, pero soleado. Y para llegar a Sant Joan de Moró tuvimos que habérnoslas con las trialeras de Monte Cristina y la Ragina (subida y bajada). Todo sin ansias fue bien ciclado. Y en la entrada de Sant Joan el Capitán aún me agasajó con una senda más, corta pero trepidante, la Correntilla.

Y ya en el municipio, pasamos por delante del bar habitual de cicloturistas (Taverna Prades), pero pasamos de largo, el Capitán tenía en mente manjares más sabrosos. Y tras un poco de callejear acabamos en Casa Bou. Y en Casa Bou que cebamos a cuerpo de rey. Demasiado. Pues queríamos una tapa menuda y luego unos sabrosos bocadillos. Y ya sólo con las bravas nos inflamos hasta casi reventar. Los bocadillos...muy sabrosos. Uno era de sobrasada con muchas cosas más dentro. El otro fue de ternara y resultó más light, buena combinación. Los compartimos. Y como no, nos acordamos del buen amigo Gandolfo amante de las bravas alias Braveheart que se quedó cerca del nido por si las moscas pero que se llevó una ristra de fotos de bravas que se volvía loco sólo de verlas. Bien repletos nos lanzamos a completar la segunda mitad de la etapa.







Y la salida de Sant Joan a Carrasco se hace dura, pero menos si no te ansias y controlas las pulsaciones. Un buen festival de sendas preparó el Capitán para el retorno hacia Sitjar. Carrasco-Thoor Kika + Pinos-Porreros + Penyagolosa + Empalme post Penyagolosa. Un festín bien disfrutado. Thoor Kika lleva al límite a las bicicletas de 100 mm de recorrido, como diría Casero, necesitamos mejores pepinos, todo llegará.







Ciertamente, al llegar al carril bici de la CV-10 el viento soplante era infernal. Nos arrastramos como pudimos hasta Polígono Sitjar y de ahí a Can Captain, feliz de acabar la etapa pues a mí aún me quedaban 15 kms hasta el Port de Burriana. Nada amig@s, que viva Sant Joan, Casa Bou y sus platacos desmesurados de Bravas. Salud y buenas pedaladas.

Veamos mapas de detalle de la ruta y las ascensiones.












No hay comentarios :