martes, 20 de marzo de 2018

2018 LA MACHACÁ IV TROFEO BTT CIUTAT DE LA VALL D'UIXÓ 40 KMS 04-03-2018



Saludos amig@s del cicloturismo. Vamos a dejar breve crónica de nuestro paso por la marcha cicloturista La Machachá IV Trofeo Btt Ciutat de la Vall dÚixó en su versión corta de 40 kms celebrada el domingo 4 de marzo de 2018. Un recorrido muy variado y bastante duro que rodea la ciudad de la Vall d'Uixó y se adentra en montañas, muros y trialeras en sentido ascendente y descendente. Veamos algunos detalles de la edición corta del año 2018.



Una vez vistos los datos generales, vamos con los datos registrados el día de la prueba a través de nuestro gps. Prueba de 40 kms.



Segmentos Strava de interés por orden de paso:
Aquí no están listados todos los segmentos Strava de la Machacá, pero sí las subidas más representativas así como las trialeras más destacadas.


  1. Subida Miramar
  2. Subida del Turmón
  3. Senda del Turmón - Trialera del Castell
  4. Senda Cuadra
  5. Subida Flower - el Muro - Sants de la Pedra
  6. Trialera del Xacó
  7. Senda Grutas San José - Quistel
  8. Subida Sant Antoni
  9. Trialera Sant Antoni
  10. Senda Vernitxa-N225
  11. Trialera Carmaday-Montalar
  12. La Machacá al 34%
  13. Senda Rabosera


Valoración de la marcha en su versión de 40 kms:

La Machacá ciertamente que es una marcha cicloturista exigente desde el punto de vista técnico y físico. Algunas de las subidas son muy duras, como la dels Sants de la Pedra, y la pared de la Machacá y su 34% de pendiente máxima, al final del recorrido, es la que da renombre a la prueba y la que te pone la puntilla cuando intentas escalarla.

Se necesita una forma física tirando a alta para disfrutar adecuadamente del recorrido, y una experiencia técnica media para afrontar las trialeras con solvencia y sin temor. Y si hablamos de la bicicleta adecuada, pues viendo lo accidentado del recorrido se necesita al menos una máquina de gama media y bien revisada y ajustada para que no se haga pedazos en alguna de las trialeras rocosas que jalonan el recorrido.

Desde mi punto de vista, y tras haber completado mi primera Machacá discrepo ligeramente con este punto el reglamento:
-------------------------------------

----------------------------------------

Si eres un practicante ocasional de mountain bike...ésta no es una marcha nada recomendable para ti, hay otras opciones más amables y asequibles. Pero entiendo que la organización no quiera asustar al personal a través del reglamento.

Y ya que hemos hablado de la Organización hay que mencionar que la prueba está muy bien montada desde casi todos los puntos de vista. El recorrido está muy bien señalizado, hay muchos voluntarios, se publica el track previsto con bastante antelación, hay buenos avituallamientos durante la prueba y al final, la bolsa con obsequios es bastante completa, te entregan diploma a la entrada en meta, y un largo etcétera de aspectos positivos. Creo que es una buena marcha para marcar en calendario y realizarla cada año si la forma física es la adecuada.



Respecto a las sensaciones vividas durante la prueba de 40 kms. Es importante en pruebas como ésta salir con cierta cautela y a ser posible, ir evolucionando de menos a más para terminar en buenas condiciones. Yo salí por la zona de cola y me fui regulando las fuerzas con la ayuda del pulsómetro. El objetivo que me marqué fue ir lo más rápido posible en cada tramo pero sin exceder ciertos límites en las subidas y haciendo las trialeras con cabeza y sentido común, es una marcha, no hay razones para romperse la crisma. Siguiendo esa premisa creo que disfruté mucho de la experiencia y del recorrido en su conjunto. En las primeras subidas del Coll de Miramar y del Turmón controlé bastante las pulsaciones. La primera trialera del día, la del Castell fue una experiencia grata, algo técnica al principio, no pude bajar muy rápido pues había algo de tapón en mis posiciones.


Esos casi 4 kms a una pendiente media superior al 10% pueden quebrar las fuerzas y la voluntad del más entusiasta de los bikers, Hubo que armarse de paciencia y buenas intenciones para alcanzar la cima sin morir en el intento. Llegados a la cota máxima de la marcha 2018, conectamos con el Coll de Aigualit a través de una trialera corta pero con un par de pasos muy técnicos.

Al poco de descender hacia la Vall por Aigualit apareció una trialera desconocida en su parte más alta, la del Xacó, a la que se accede por una finca vallada y con puerta de acceso. Para el día de la Marcha el acceso estaba abierto. Ahí se enlazan trialeras y senderos rápidos y asequibles durante más de 2 kms hasta llegar la población, es una de las partes más gratificantes de la marcha.



Una vez en la Vall, circulamos por dentro del Barranco Aigualit/Belcaire pasando por debajo del Acueducto Medieval y atravesando el sendero periurbano del Quistel, otro gran descubrimiento. Llegados a las Grutas de Sant Josep, tocaba escalar hasta la Ermita de Sant Antoni, para posteriormente degustar la trialera rocosa del mismo nombre. Es una de esas bajadas, un poco técnicas, en las que vale la pena llevar un poco de velocidad para evitar que la rueda delantera se quede encallada en algún obstáculo. Esta trialera tiene dos partes bien diferenciadas, tras terminar el descenso en las Escuelas, empieza la parte ascendente de casi un kilómetro, dura y con algunos pasos técnicos, ahí ves como el pulsómetro se eleva por encima de los límites recomendables.

Antes de llegar al Polígono Belcaire, había que enfrentarse a la trialera Carmaday-Montalar en su versión completa. Previamente está el aperitivo del sendero Vernitxa, corto y rápido, que pasa por debajo de la N-225. La trialera Carmaday es todo un reto a esas alturas de marcha. La primera parte es casi siempre cuesta a arriba, y bastante técnica en algunos pasos puntuales. El descenso hacia Belcaire es rápido y asequible. Y llegamos al Polígono...

Los que ya conocen esta zona, saben que la llegada al Polígono implica que estamos en las inmediaciones de la Machacá. Y la Machacá...pues a parte de ser el nombre de la Marcha y del Club Organizador (CC BTT MACHACAOS), es una pared infernal rota y hormigonada con una pendiente máxima del 34% casi en la cima. El infierno no es largo pero deja mella física y mental en todo aquel biker que se atreva a desafiarlo. Podría escribir páginas y páginas de las sensaciones vividas allí el día de la marcha. Veamos. Yo ya conocía esa pared, visitada anteriormente en unas 3 ocasiones. Sabiendo lo que se me venía encima, ya en el Polígono aminoré la marcha. Llegaba cansado y con las fuerzas mermadas, había gastado más de lo recomendable en la primera mitad de la marcha...

Lentamente inicié el ascenso desde Belcaire, las primeras rampas no son duras, vienen bien para ir aclimatando las piernas. Pasé por delante de algunas alquerías con algunos perros ansiosos. Empezó la parte off-road, rota y ya muy inclinada. Llevaba ya puesto el desarrollo máximo (30 x 42) y las piernas cansadas y atrancadas. Giré la curva a la derecha para enfocar la última recta infernal de la Machacá, esa en la que se alcanza el famoso 34% de pendiente máxima.

No estaba preparado para lo que vino a continuación. Indescriptible. Allí había como 500 personas o más. Gritando y animando. Había una pancarta en el punto de la pendiente máxima, los espectadores estaban a los dos lados dejando un estrecho pasillo. Vi mesas de picnic con todo tipo de bebidas y bocadillos. Pero es que había un speaker de la organización con megáfono y una pantalla en la que iba desfilando la información del biker en función de su dorsal. No me lo esperaba y he de decir que fue emocionante. Al llegar a ese punto no tenía bikers cerca, ni por delante ni por detrás, y el publico estaba entregado y esperando con ansia al siguiente aspirante a conquistar la pared de La Machacá.

Desde ya bien lejos la gente me gritaba por mi nombre y por el nombre de mi club. Una experiencia difícil de olvidar. Enfilé la parte hormigonada por el lado izquierdo, las piernas no me iban, el sudor de la frente me bajaba hasta la barbilla, las gafas empañadas, cada pedalada completada era un éxito, pero la siguiente se hacía imposible. Iba casi parado, el cuerpo echado todo hacia adelante y los dientes apretados, las sensaciones no eran buenas. Recibí un par de empujones que me permitieron tomar aire y enderezar la trazada que estaba amenazando desastre. Estaba casi arriba, en el tramo de las alquerías, los gritos de la gente te ponían los pelos de punta. Puedo decir sin vergüenza que di hasta el último gramo de mi ser para alcanzar esa maldita cima. Pero no fue suficiente, a escasos 50 metros de la cima no pude dar ni una sola pedalada más, no quedaba nada dentro, estaba en la pendiente máxima, que según la pancarta transversal era del 34%, iba tan lento que al poner pie a tierra no pude mantener el equilibrio...suerte que me cogieron dos buenos seguidores y evitaron mi caída lateral...parecía que lo iba a conseguir pero no pudo ser. A pesar de no lograrlo, seguí recibiendo el calor y el apoyo de los seguidores mientras arrastraba mi bicicleta con dolor hasta la cima de la Machacá. Qué grandes aficionados los que se agolpaban en el infierno de la Machacá.



Creo que fueron los 500 metros más largos de toda mi experiencia cicloturista. El infierno y los gritos de la gente se fueron apagando poco a poco mientras me dejaba caer plácidamente por la Rabosera hacia la ciudad de la Vall...

Y hasta aquí el relato de la experiencia vivida en la Machacá 2018, veremos qué nos aguarda en la edición del próximo año 2019. Salud y buenas pedaladas amig@s.

Agradecimientos a todos los fotógrafos que asistieron al evento y publicaron sus valiosas fotos en las redes sociales.

Relive 'MTB LA MACHACÁ-IV TROFEO BTT CIUTAT DE LA VALL D'UIXÓ'


       

6 comentarios :

  1. Ole Machacà!!!. Eixa pujada al 34 és una fucking Trap.

    ResponderEliminar
  2. Bravo QuicoFF. Qué relato final de la Machacá!!! Joder, si he sufrido contigo y todo al leerlo. Incluso pensaba que coronarías sobre la bici, pero da igual. Eres un crack. Ánimo y a seguir ciclando. En 2 semanas nos vemos ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Capitán, exploté casi en la cima. a ver si lo consigo en la edición de 2019!

      Eliminar
  3. qué bueno el speaker y la gente, eso debería estar grabado, sabes si alguna TV local hizo algo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ni idea, sólo veía la pared y el público masivo haciendo pasillo. creo que el speaker era de la organización.

      Eliminar

Los comentarios son la parte más importante de este blog, tú opinión nos interesa. Gracias por comentar

POR FAVOR, NO TENGAS DUDAS DE INFORMAR DE ENLACES ROTOS O IFRAMES QUE NO FUNCIONEN, ASÍ COMO CONTENIDOS ENLAZADOS A DROPBOX QUE HAYAN DESAPARECIDO, LO RESOLVEREMOS LO ANTES POSIBLE Y CON UNA SONRISA EN LA BOCA (aunque no puedas verla)

Por favor, contribuye al mantenimiento de nuestra web clicando en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos estás ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.