17/8/16

GIGANTE DE PIEDRA 2016, MEDIA ETAPA, TODO UN INFIERNO

Expresión de locura extrema después del Remolcador. Foto de Andrés Núñez Alpresa -Last Race Studio-

Si no te apetece hacerlo, no lo hagas.
Si no te apetece sufrir, ni lo intentes.
Si no te apetece tener la posibilidad de fallar, tampoco lo intentes…

Pero si lo has intentado, qué cojones, hasta puedes escribir sobre ello parafraseando con unos versos de Bukowski, a lo grande, porque este reto queridos lectores, niños y funcionarios, es muy grande.

El sábado 4 de junio del 2016, en el  ecuador (km. 100) de la Gegant de Pedra y antes de atravesar la meta de los “smallers” de Puertomingalvo a 15 minutos del cierre del control, comuniqué a Ana, Fran y Félix, compañeros de fatigas y mochileros de este año, lo que en estos momentos sigo considerando la mejor decisión que podía tomar:

-“Si hay sitio en el bar, me quedo a comer”-





Alguna vez tenía que llegar este momento y asumir como mías frases como:

"Siempre no se puede ganar".
"Hasta aquí llego".
"Basta".
"Déjeme en paz, señor, yo no le conozco de nada y va usted desnudo de cintura para abajo".



Últimos coletazos de fuerza cerca de Puertomingalvo.

Y así, con este flashback de aparente derrota y mal disimulada tristeza empiezo con la crónica de este año, pero no vayamos tan rápido, montad conmigo en en Lancia Dedra de Rita Barberà que nos llevará al pasado para conocer mejor los entresijos que nos llevaron a esta situación.


Estamos febrero del año del señor (de algún señor) de 2016, atrás ha quedado Cevisama, la plebe escucha Reggaeton a todo trapo para amenizar los botellones mientras que la tele se llena de políticos nuevos y conocidos, de tertulianos y de otros seres muy extraños.
Terminamos con los agobios laborales típicos de las fechas, horas de útil existencia gastadas frente a una pantalla donde los de nuestro gremio movemos cajas hacia todos los lados para llenarlas de cosas. No es exactamente lo que había planeado para mi vida en esta cuarentena pero como parece que esté un poco ido todo el mundo cree que lo tengo muy bien merecido. No creáis que he estado tocándome las narices, pues los entrenes con Frantani por el polígono han evitado que caigamos en la dejadez.

Cosas que pasan en feria
 
Empieza lo importante, repito retos pasados e incorporo alguno nuevo. MABO, MIM… me gustan las siglas, qué le vamos a hacer… y como no, Gigante de Piedra son los platos fuertes, bien aderezados con la Marxa de Borriol y Atzaneta, ambas pertenecientes a la Liga Norte (no confundir con el partido de Berlusconi).

Este año entreno con los zagales de Smart Training bajo los sabias indicaciones de Vicente, nos conocemos de hace un montón de años y siempre piensas que si entrenas con un amigo te cogerás más confianzas. Nada más lejos, Ana y yo nos ponemos en sus manos compatiendo algún que otro viejo conocido reto. Nos proponemos llevar un ritmo razonable acorde con nuestra vida laboral… y sentimental, por supuesto.

Cuando Vicente ve el listado de retos me pregunta si quiero llenar algún hueco libre con alguna competición más. Caigo en la cuenta que es broma… sino algo más hubiese caído al zurrón.

ALCORA-CASTILLO DE VILLAMALEFA
“Hijo, tú eres tonto, ¿verdad?”.


Joder, qué putos nervios. Siempre que llegas a este punto piensas (este año con razón) que no has hecho lo suficiente. Un par de entrenes en territorio Gegant, uno de ellos con resaca, ya me vale, pertenezco a la élite… de los macarras. No me parece suficiente bagaje. El cuerpo está bien pero la mente no ha venido, bueno sí, pero acompañada de pensamientos tóxicos sobre temas de los que no puedo escribir en estos públicos lares. Por delante 202 km.… ya se verá, toca salir, Josma Deyoka, de los Deyoka de toda la vida, está desayunando en el bar de al lado como si fuera un día más, este hombre tiene nervios de acero y un Cola-cao a rebosar.

Intento salir rápido, creo que lo mejor para quitarme los pensamientos chungos es darle caña y llamar a las fuerzas del bien. Las pulsaciones son altas y parece que llegue a un estado de pre-ataque de ansiedad. Malo. Pero en ese mismo momento estamos llegando a la primera senda, primeros tapones pero… casi nada, apenas paramos . Manolo Mallol y compañía han hecho muy buen trabajo este año limpiando y ampliando un poco el singletrack, podremos recuperar tiempo a los temidos controles.
Doy caña a los pedales, llevo buen ritmo pero siguen apareciendo los malos, estoy ausente, encima ya llevo un tiempo sintiéndome muy torpe y sin brío en zonas técnicas, cualquier piedra me molesta demasiado. Por primera vez desde que tuve el placer de conocerlo, pongo pie a tierra en el Salto del Caballo. Mi primer pensamiento es bastante primario.

…"Mierda"…

Llegamos a la senda después del control en el Remolcador, he llegado bien de tiempo, toca patear un rato y no especular con las fuerzas mientras la gente pide paso al grito de:

“EH, DEJADME PASAR QUE SOY DE LA CORTA”, “EH, QUE SOY DE LA SMALL”… el ingenio se agudiza y algunos gritan que “DEJADME PASO, LA TENGO MUY CORTA”, el humor se abre camino, por desgracia voy a necesitar mucho.

Los jóvenes Padawan de la Small van como tiros, al final ya paso de mirar dorsales, algunos nos pasan más pronto, otros menos… claro, total solo hacen 100 y 3.500… ¿estamos locos?, es acojonante llamarle pequeña.

Llego al Castillo de Villamalefa con buen tiempo y la mente plagada de gilipollas tóxicos campando a sus anchas, he abierto la puerta del infierno y no sé como cerrarla. Por suerte allí me reencuentro con Jos que está almorzando -de nuevo- tranquilamente, inalterable, ¡joder, este hombre come cual rumiante y no suelta el ritmo!.  

Este año compite casi toda la familia Deyoka, Baisen, Pataka, Santi, Jos y Belloka (y yo mismo) en la Gegant mientras Óscar lo hace en la SMALL por su percance en la prueba de Onda durante la cual se cayó de su andamio (es un hombre grande en muchos sentidos)… que si no…


Dándole un poco de sal a Ana en la meta de la MABO. Foto de Andrés Núñez Alpresa -Last Race Studio-

13 de Marzo, He terminado la MABO, he salido a tope, me he doblado tres veces el tobillo, ha sido la primera vez que mi madre me ha visto compitiendo y me hace la pregunta del millón “On vas, fill?”. Con un mes escaso de entrene lo llevo muy, muy bien hasta el kilómetro 37 donde he petado a lo bestia, mejor no hablo de los calambres, mis nuevos amigos. Era de esperar ya que no había entrenado semejante distancia. Aun así entro satisfecho con un tiempazo de 06:53 llevando a Ana… vestida de calle, tontos.
Este año habrá mucho Trail Running (Montaña Corriendo) e iremos introduciendo la bici poco a poco. Vicente quiere que compita en todos mis objetivos y con lo que nos sobre afrontaremos la Gegant. Tendré que guardarlo todo en un tupper.


CASTILLO DE VILLAMALEFA - XODOS
Le dijo un argentino a otro:

-“¿Sabés que vine con mi amigo Marcelo?”-
-"¿Qué Marcelo?"-
-"Agáchate y conocélo"-

Vuelvo a salir rápido buscando buenas sensaciones y lo que me encuentro son los primeros calambres tras el pequeño rampón que hay al salir de la senda del Castillo de Villamalefa. Vendrá una bajada por asfalto roto donde tres semanas antes nos cruzamos con un jabalí, cruzamos la carretera y hala, subida porteando las bicis hasta empezar la pista que nos llevará directamente (en cierto modo) hasta Xodos, el pueblo del dolor, al menos para servidor, km. 50 de la MIM y 68 de la GP.


Tormenta de Mierda, Deyoka… misma cosa amigo.

Dejamos la senda y empezamos a subir por pista, voy pero no, por explicarlo de alguna manera. Sin cadencia no hay alegría, hablo con algunos compañeros de infernal reto sobre La Rioja Bike Race o la Med Xtreme para intentar pensar en otra cosa. De esta guisa llego al anteriomente mentado Xodos donde como, bebo, comparto sensaciones y es cuando Fran -que me conoce muchas lides- ya me dice que no le gusta un pelo como pedaleo, que parece que vaya muy justo.

Pero bueno, no puedo rendirme que hay que darse aire hasta Vistabella… salgo ya con el preaviso de Fran. Jos -nuevamente comiendo- ha aprovechado para infestarse de crema solar pero sigue impertérrito y a su ritmo. De repente llega mi primo Manolo Peris, justo  cuando yo salgo y también me mira con cara rara de “¿qué coño haces aún por aquí?”.





¿Pero aquí cuando se come?






XODOS - VISTABELLA
“Vendo Opel Corsa semi nuevo”


Antes de dejar el avituallamiento Ana me avisa de que mi coche no va muy fino, que no lo ha podido poner en marcha a la primera y ha necesitado ayuda pero que no me preocupe, que aunque se rompa en mil pedazos y se carbonice subiendo, siempre podremos comprar uno, a menos que no nos arruinemos o un tractor gigante conducido por un mapache destroce nuestra casa… creo que alguien necesita unas clases de coaching!!!.

En la subida al Marinet los coches de segunda mano intentan hacerse sitio entre los anteriores pensamientos tóxicos, mi puta cabeza parece el camarote de los Hermanos Marx y aunque no es lo mejor para concentrarme en estos percales es preferible pensar en automóviles que en la acumulación de infortunios aparecidos de golpe que parecen haber hecho una quedada.

Cuando estoy pensando en ir al concesionario completamente desnudo a preguntar por un Dacia, termina la pista del Marinet y enlazamos una de las nuevas zonas que la organización ha dispuesto para este año, una pasada de senda que sale desde una granja y lleva directa hasta Vistabella. Divertida de subir salvo un par de zonas de escalones y después una suave bajada hasta el pueblo… donde llego 20 minutos antes de lo previsto, joder, hasta Vicente se pierde mi paso por el avituallamiento. Parece que he recuperado el ritmo, karma y sensaciones.

Espejismo.


Saltando de alegría, de ahí fui a parar al suelo…


23 de Mayo, son poco más de las cuatro de la tarde cuando Ana pasa por la meta de la MIM con apenas 9 horas, hace 20 minutos que yo mismo he entrado acompañado de mis amigos los calambres.
Ha sido un desastre en cuando a carrera en equipo, pues Ana me ha dejado solo y miope como soy al salir del baño… allí estaba de pie entre una multitud buscando a mi flaca de azul. Me pasé una hora siguiendo a todas las mujeres de azul que veía (tonto no soy). Toda la carrera dejándonos mensajes el uno al otro cuando veíamos a algún conocido entre el público… pero al final ha salido muy, muy bien, hemos pulverizado nuestros tiempos en más de una hora y media, el tiempo de Ana es una puta salvajada, lo celebraremos con aquarius y batidos (mentira).


Yoko Ana, precedida por un Hipster muy feliz.



VISTABELLA - PUERTOMINGALVO
“This is the end, beautiful friend…”.


Donde debería sonar Raffaella Carrá, síntoma de que todo va bien aunque esté mal de la puñetera cabeza, suena Jim Morrison.

Bien la bajada, pero las primeras rampas de La Batalla se saldan con más calambres al mínimo golpe de una piedra, las dudas hacen su aparición. Me pasan a unos km. de la cima mi primo Manolo, que se sorprende de verme nuevamente, y Javi, con el que comparto unos kilómetros y lo dejo marchar pues me encuentro desfondado por primera vez.

Bueno, aunque no todo está perdido, es la parte más dura y han sido 20 minutos que no esperaba ceder… hay que reponerse.

Pero es en esa subida final del barranco donde tomo la decisión, los calambres vienen cuando descuido mínimamente mi forma de pedalear y no quiero imaginar subir otros 3.000 metros. Me armo de mis últimas fuerzas ante la presencia de Andrés el fotógrafo, pedaleo fuerte las últimas rampas y cuando veo a Fran y Félix me remito a la primera frase que abría esta agónica crónica:

-“Si hay sitio en el bar, me quedo a comer”-

Y así sin más y tan tranquilo se lo digo a Ana en la meta Smaller. Casi se pone a llorar porque sabe por todo lo que he pasado para preparar esta carrera pero la tranquilizo con el único mantra que puedes entonar en estos casos:

-“El año que viene más y mejor”-


¡Buscad la errata!.





En el avituallamiento final Jos ha coincidido con mi primo Manolo, al final llegarían separados por unos 20 minutos. Por cierto, Jos está otra vez comiendo con su habitual flema británica, este hombre no para. Mi primo insiste en que siga, que recuperaré en la bajada, pero una decisión es una decisión y hay que acatarla aunque no te guste.

Cuando voy al control me dicen -“hombre, pero si tú eres el de la crónica del año pasado”-. Bueno, no hemos tocado la gloria pero si aumentado en popularidad, todo no son malas noticias.

Y así, con una ducha fresquita y una suculenta comida concluye mi participación en la Gegant 2016, una que al final fue una Small con 8 horas y 15 minutos. Podría haber sido peor, y tanto.

Esa noche me despertaría a las 2 de la madrugada y me pasaría otras dos horas mirando al techo haciéndome la misma pregunta una y otra vez:

-“¿Por qué no seguiste?, ¿por qué no seguiste?”-.


Así, el día en que no acabé la Gegant de Pedra, sí lo hizo mi primo con 16:42, el Josma con 17:10, los Deyokers Belloka, Santi y Pataka con unos 15:20 (aprox.), sobre todo el Baisen con poco más de 14 horas, ya apuntaba alto después de su retiro el 2015. Oscar Deyoka ha terminado la Small sin recolectar setas… setas de tubeless. Mis paisanos Rafa, Abel y Javi han terminado la Small sin problemas. ¡Siempre tiene que haber una oveja negra!.

Hoy, pasados más de dos meses no puedo sino hacer un resumen de lo acaecido durante este impass. Como si fuera una peli basada en hechos reales de esas que emiten en sobremesa, voy a contaros que fue de todos los protagonistas.

- Urben (yo):
Totalmente recuperado en apenas dos semanas. Volví a las etapas "corrientes". Desde entonces han pasado 3 carreras de Trail Running, 6 nocturnas BTT con los Dándolo Todo, infinidad de salidas en flaca y hasta el día de ayer con más de 114 km. a buen ritmo, esto se mueve.

- Opel Corsa:
Sufrió un cambio de ventilador, un par de golpes en el contacto y a funcionar de nuevo. Este año que viene cumple los 16 y sin intención de sustituirlo por ahora.

- Yoko Ana:
Sigue a la suya, tocó techo con un cuarto puesto de su categoría en el Bartolo pero ahora ha rebajado intensidad que toca beber birras.

- Los Deyoka:
Después del esfuerzo soberbio y chupar mucha cámara en el vídeo resúmen de la Gegant, se les ha visto deambular por las fiestas patronales de varios pueblos del interior. Se sospecha que entrenan en secreto, pero nadie puede confirmar ni desmetir estos datos.

- Jos:
Quedé con él a la mañana siguiente de la Gegant mientras veía una carrera a pie, nos sentamos en un bar y como no, pedimos algo de picar.

- Gegant 2017…
Hombre, claro.

Como última reflexión:

Ni todo el mundo cree o dice creer en ti ni todas las personas van a comportarse bien contigo aunque tú lo hagas con ellas, o creas hacerlo. El mundo está lleno de infraseres ruines, de actos de envidia y de comentarios fuera de contexto que te erosionan poco a poco aunque no te des cuenta y el día menos pensado te puedes desmoronar sin que creas que viene a cuento.

Pero el tiempo pone a todo el mundo en su lugar. Los deportistas "populares" (o furtapatos) como yo participamos en estos retos para sentirnos nuestros propios putos héroes por un día. No quedará en el recuerdo lo mal que me encontraba anímicamente ese día, pero sí acordaré de que cuatro participantes me reconocieran y me dijeran que se habían leído la crónica del año pasado de pe a pa.

También me acordaré de el otro chico que en el avituallamiento de Xodos me dijo que el año pasado le estuve animando y tirando un poco de él en el kilómetro 150.

Al final, la auténtica muerte es el olvido, no dejaremos gloria pero dejaremos huella. 

Nada como el feedback, por eso os debía esta crónica de este medio infierno que fue uno completo.


END…

… Of part 1, por supuesto. Habrá una segunda el día que la logística permita que alguien me deje en Puertomingalvo para completar este coitus interruptus y hacer un buen análisis de la segunda parte.

Salud y BTT, amigos y amigas.


4 comentarios :

  1. Bravo Rubén! Pedazo de crónica!! You are the bosssss. Saludos, esta vez, desde La Terreta!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena crónica y olé por tu actitud.
    Yo soy uno de esos que te reconoció el día de la Gigante y uno de tantos que decidimos apuntarnos a la Gigante tras leer tu crónica.
    El año que viene con la cabeza en su sitio, seguro que la terminas con la gorra.
    Un saludo y suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias!!, creo que ya la he encontrado (la cabeza). Tanto feedback me emociona :)
      Salud y BTT.

      Eliminar
  3. bravo Rubén, una crónica de puta mare, ara he pogut llegir-la. l'espera ha valgut la pena. ànim amb nous reptes per a 2017. i totes les nocturnes que ens queden per ciclar fins a novembre. salut i bones pedalades :)

    ResponderEliminar

Los comentarios son la parte más importante de este blog, pues se escribe para los bikers y nos interesa lo que tengan que decir.

Su donación vía paypal está contribuyendo a la continuidad y mantenimiento de este blog, se contestan todos los comentarios con gran entusiasmo:

https://www.paypal.me/quicofranch/1

Otra forma de contribuir es clicar en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos está ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.

Por favor, hágase seguidor de nuestra página de facebook:publicaciones de calidad, propias y ajenas
https://www.facebook.com/ciclismodandolotodo/

Muchas gracias por su ayuda :)