16/10/11

BTT SENDAS ARTESA VIÑAS CLOCHAS Y CHAUTENA


Crónica redactada por Caicu el 16/10/2011.

En una pared hormigonada antes de llegar a la Font del Montí, Ernesto y Caicu tratan en vano de alcanzar la rueda de Àlex, intratable en todas las subidas de la jornada.

Amigos del mundo btt y de la bicicleta en general, el pasado viernes nos embarcamos en una completa ruta Espadán que hacía tiempo que teníamos en mente, nada menos que la circular Betxí-Betxí con 4 sendas muy variadas y de todos los niveles. Para tan distinguido recorrido nos reunimos Álex, Ernesto y un servidor, buen trío para darlo todo por los senderos de Espadán. El trazado elegido incluye las sendas de Artesa, del barranco de Aín o de las Viñas, del barranco de las Clochas o Pepes y la senda Chautena, la cual no visitábamos desde el año 2009. Todo muy bien condensado en escasas 3 horas y 43 kilómetros de ruta.



Ruta en endomondo.
Perfil de la ruta. Unos 43 kilómetros y 750 metros de desnivel acumulado en un perfil muy accidentado en diente de sierra. Con las subidas de Benitandús, Font del Montí, Chautena y la subida que conduce a la senda Cielo.
Ubicación de las cuatro sendas.



Ruta en Google Earth con señalización de sendas.


Ya de buena mañana y casi de salida, Álex marcaba un ritmo muy vivo camino de Onda, mientras Ernesto y yo calentábamos las patas como buenamente podíamos. Por imperativos externos, teníamos el tiempo muy medido y las paradas debían ser escasas y rápidas, condicionantes peligrosos cuando debes enfrentarte a un recorrido muy montañoso y con cuatro sendas.


Conforme nos acercábamos a Onda, la vegetación montañosa ganaba enteros en detrimento de la rural.


Casi sin darnos cuenta, nos acercábamos a la primera senda del día, muy cercana a Artesa, precedida de un pequeño collado técnico en el que Ernesto tomó la iniciativa.


Situación de la senda Artesa.


Perfil de la senda Artesa, un sendero en general muy transitable tanto en la parte de subida como la de bajada, excepto algún escalón alto en el ascenso.


Vídeo de la parte alta y pequeño descenso de la senda, de escasos 700 metrosde longitud.


Por caminos poco transitados llegamos a Tales, tomando contacto nuevamente con el tráfico y la civilización.


En la subida a la presa de Benitandús, Álex impuso nuevamente su ritmo y fortaleza, nosotros detrás regulando pulsaciones.


Nos tomamos un pequeño descanso para charlar tras superar la tachuela de la Presa.


Nos adentramos en el pequeño poblado de Benitandús en busca de la segunda senda de la jornada, la del Barranco de Aín o de las Viñas.


Primera vez que me adentraba en el pequeño núcleo rural, todavía habitado.


Con la pista llegaron también nuevas rampas en las que sudar.


Con las primeras rampas Álex puso la directa rumbo a la cima.


Inicio de la senda de las Viñas, buen sitio para beber, coger aire y comer una barra. Así pues hicimos una de las breves paradas que aconseja el filósofo ciclista Velocio.



Perfil senda de las Viñas. Primera senda seria del día. Empieza bastante empedrada e inclinada y hay que poner los cinco sentidos para no quedarse encallado con la rueda delantera entre dos rocas. Luego vienen trozos más rápidos y llanos incluso zonas de ascenso al final. La senda dejó en general un buen saber de boca y la bajamos haciendo pocos pies, tal vez porque aún estábamos frescos y concentrados para superar los obstáculos.



Rápida pista en descenso tras la senda de las Viñas.


Y tras el suave descenso, nuevamente cuesta arriba a buscar la Font del Montí.


Buenas rampas hormigonadas al 14% en las que se repitió el esquema ya conocido en las subidas.


Llegando a la Font del Montí, buen sitio para echar un trago.


Y dominguear en una escapada senderista…


El gran angular muestra, de vez en cuando, puntos de fuga muy sugerentes.


Ernesto anduvo dolorido de la espalda toda la salida, pero aguantó muy bien en todos los terrenos, dándolo todo como siempre.


El llenado de botellines se hizo bastante difícil, pues la fuente estaba infestada de avispas.


Última subida antes de llegar a la senda del barranco de las Clochas o de los Pepes.




Perfil más detallado de la senda Clochas-Pepes, la parte del perfil a la derecha del bidón senda Pepes, corresponde a la senda Pino Enano.




Vídeos de la senda también conocida como de los “Pepes”. Tiene un inicio bastante técnico y trialero, el cual bajamos muy despacio y con mucha precaución. Después vienen tramos muy rápidos entre árboles muy juntos y de tronco delgado. Al final de la senda tienes la opción de salir hacia pista o continuar por la senda del Pino Enano, muy rápida y divertida en general. En nuestrocaso, nos dirigimos a buscar la cuarta senda del día, la de la colada de Chautena.


Pista buscando el sendero ascendente de Chautena. A partir de aquí ya no disponemos ni de fotografías ni de vídeos, pues la fiel cámara Drift Hd 170 dijo basta y se negó a seguir funcionando. Algo se ha estropeado en sus tripas, pues he tenido que empaquetarla y enviarla al distribuidor para que la haga llegar al servicio técnico oficial. Veremos como queda este kilombo.



Perfil de la senda Chautena. Sin duda, la más complicada y árida del día, para nuestro gusto. Tal vez fue porque ya estábamos saturados de sendas, o porque su dificultad es más elevada que la de las anteriores, pero esta senda la hicimos con poca frescura y concentración, lo que en muchas ocasiones hacía que evitáramos obstáculos superables antes que enfrentarnos a ellos buscando más empuje y la trazada correcta. Las pocas paradas en ruta y la prisa nos habían metido bastante cansancio físico y mental. También cabe decir que la senda tiene una parte inicial de fuerte subida que te hace llegar derrengado a la cima empujando la bicicleta y cuando llega la bajada ya estás deseando salir a pista…la parte final de esta senda es extremadamente complicada para una bicicleta rígida con un terreno más propio del trial que del mountain bike. Será difícil que incluyamos la senda Chautena en futuras salidas.
Al llegar debajo de Chautena la prisa ya era máxima por llegar a Betxí, así que tuvimos que prescindir de la quinta y última senda prevista del día, el Cielo. Teníamos dos posibilidades, bajar por el barranco Chautena, opción más corta pero pateando unos 500 metros de barranco, o subir al Cielo por pista y dejarnos caer hacia Penyes Altes. Ganó la segunda opción y escalamos el último pico del día, ya con mucha prisa y las fuerzas justas, coronamos con las caras enrojecidas como brasas incandescentes.
Y del descenso hacia Penyes Altes puedo decir que fue uno delos más rápidos que recuerdo. La locomotora Álex se puso en cabeza y Ernesto y yo cogimos rueda sorteando bolos a una velocidad endiablada. Al final, llegamos al coche según el horario previsto y sin tiempo para degustar una buenaVoll-Damm fin de etapa. Es lo que tienen las prisas.
Como conclusión y para otra ocasión creo que repetiremos este recorrido, pero cambiaremos Chautena por Pino Enano, siendo así una ruta más rápida, amena y divertida para cualquier biker medio. Saludos felones!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son la parte más importante de este blog, pues se escribe para los bikers y nos interesa lo que tengan que decir.

Su donación vía paypal está contribuyendo a la continuidad y mantenimiento de este blog, se contestan todos los comentarios con gran entusiasmo:

https://www.paypal.me/quicofranch/1

Otra forma de contribuir es clicar en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos está ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.

Por favor, hágase seguidor de nuestra página de facebook:publicaciones de calidad, propias y ajenas
https://www.facebook.com/ciclismodandolotodo/

Muchas gracias por su ayuda :)