13/6/11

BTT AÍN ESPADÀ ALMEDÍJAR Y MOSQUERA


Crónica redactada por Caicu el 13/06/2011
Miguel, Paco y Barrina, del grupo btt de Burriana talleres Arcot-Virgilio, saludando después de haber superado la pared hormigonada de 400 metros en la salida de Almedíjar hacia Azuébar.

WHAT?

Bonita ruta circular en btt con salida y fin en Aín, subiendo a la base del pic Espadà y bajando a Almedíjar por la pista de la Cruz de hierro. Vuelta a Aín por la pista de la Mosquera y Coll d’Almedíjar.



WHO?

Pues en esta ocasión, Casero y un servidor nos hemos juntado con el grupo btt tallers Arcot-Virgilio, también de Burriana. Ni los más viejos del lugar, acostumbrados a salir en pareja o trío a lo sumo, recordábamos una salida tan multitudinaria. 9 en total! Si no me equivoco. Gran día para disfrutar las pistas de Espadán.
HOW?

Pues la dureza del recorrido y la distancia de Burriana, hacían necesario tirar de vehículo hasta Aín y allí empezar la ruta. Nos repartimos entre varios coches para estar a la salida a la hora convenida.

WHEN?

El pasado sábado día 11 de junio de 2011. A las 7:30 en el Llar fallero de Burriana. A las 8:25 pedaleando en Aín.

WHERE?

Ruta Garmin Connect:



Ruta en Wikiloc:



Ruta en Google Earth: necesario instalar en el navegador el Google Earth plugin para visionar la ruta.
Todas las fotos de la jornada en Picasa:
Iniciamos nuestro recorrido subiendo amistosamente el Puerto de la Ibola a ritmo suave,  pues las piernas frías aún no estaban para demasiados trotes…
Todos juntos incialmente. Superado el cruce Alcúdia de Veo, cada uno se acomodó a su ritmo hasta la cima, algunos más adelantados y otros como nosotros (los Dándolo Todo) regulando y reservando energías para rampas posteriores. Vimos que se trata de un grupo civilizado, la gente sube a su ritmo, fuerte o despacio, pero siempre hay reagrupamiento en la cima. Bien por las buenas formas!


Tras coger aire en la cima de la Ibola, nos lanzamos por la pista hormigonada a la búsqueda del Pic Espadà.


El recorrido fue duro. Acordamos establecer dos grupos, para que cada uno circulara a su ritmo, y luego encontrarnos en el bar de Almedíjar. Fernando y Fidel, que conocían bien el recorrido, optaron por tomárselo con más calma. Nosotros nos decantamos por seguir al resto, si las fuerzas nos fallaban, nos recogerían los compañeros que venían por detrás.


La subida a la base del Pic Epadà fue el primer puerto pistero de la jornada, 2,5 kilómetros bastante duros, con rampas superiores al 10% en muchos tramos. Al poco de empezar la subida, los Dándolo Todo nos quedamos en terreno intermedio. Los Alberto, Paco, Miguel y Barrina estaban intratables en la subida! Adjunto un perfil de la subida a la base del Pic Espadà.


En la base del Pic Espadà. Un nuevo reagrupamiento.

Breve descenso para acometer la segunda subida pistera fuerte de la jornada. Se hizo bastante pesada. Sergio empezó a marcarme un ritmo exigente. Creía que la subida iba a ser más corta…al final se nos hizo bastante larga y empinada!


Después venía otro breve descenso para acabar en un verdadero agujero. Brusco cambio de bajada fuerte con una subida imposible y rota. Subimos haciendo fuerza con todas las extremidades y cada uno como pudo. Afortunadamente es un tramo corto. Alberto subió del tirón con gran fuerza y ligereza. Impresionante. Barrina subió con el plato del medio, por problemas mecánicos, aún no sé cómo pudo superar la pared con ese plato. Un grande sin duda.

Nuevo reagrupamiento en la cima. Donde un compañero apuntó que estábamos en la antigua casa de Faustino.

Ya habíamos pasado lo más difícil antes del almuerzo. Quedaba el descenso a Almedíjar por la pared de hormigón, los muros de hormigón que en su día mencionó Pablo Moros en su cabalgada solitaria por estos parajes. Al llegar a la charca, donde se bifurcan los caminos, y ya que íbamos bien de tiempo, Paco nos enseñó el inicio de una pista-senda que conduce a Algimia de Almonacid. Para otro día, si se tercia.



Vídeo del descenso por pista hormigonada a Almedíjar:


Casi llegando a Almedíjar, noté un pinchazo en mi cubierta delantera Geax Saguaro. Una cubierta bastante económica pero que me está dando bastantes buenos resultados en todos los terrenos. Aunque tiene el gran inconveniente de que el aro es muy rígido y hay que hacer la fuerza de mil demonios para sacarla de la llanta. Afortunadamente, estaba Barrina para deshacer el entuerto. Con mis palancas, no pude sacarla de la llanta, se doblaban. Barrina sacó la cubierta y la metió con las manos desnudas. Como he dicho antes, un grande entre los grandes, en todos los ámbitos!

El almuerzo fue muy correcto y amistoso, con gran cantidad de birra y cacaus como mandan los cánones cicloturistas. Y sin que pueda faltar el carajillo final, que nos iba a ayudar a superar las rampas de la Mosquera con su extra de energía. No es el mejor carajillo de Espadán, desde luego, pero se pudo beber. Hemos probado otros que eran puro veneno en el gaznate.

Tras el almuerzo aún quedaba traca para pedalear. Optamos por partirnos en dos grupos. El de Fernando y Fidel, subiría por Almedíjar asfalto y bajaría hasta Aín. Nosotros, los Dándolo Todo, optamos por seguir al resto del grupo haciendo una extensión del recorrido subiendo por la Mosquera y enlazando posteriormente con el Coll d’Almedíjar en mitad de la subida. La primera rampa, una pared brutal hormigonada de 400 metros a la salida de Almedíjar, sí que la hicimos todos juntos. Ahí pudimos maldecir todos los excesos cometidos en el almuerzo.
 

Hasta llegar a la pista Mosquera, aún nos quedaba algún repecho que degustar. En la cima del mismo, Paco notó floja la rueda, un poco de aire le dio para varios kilómetros.

Nada más enlazar con la pista Mosquera que viene de Azuébar, sufrí un nuevo pinchazo en la cubierta delantera de la Geax Saguaro. Uff, cómo cuesta quitarla! Menos mal que Barrina me echó un cable con el pinchazo. La cubierta no rueda mal, pero su facilidad a pincharse y lo rígido del aro, me han convencido para hacerme con otra cubierta btt más flexible.


Puedo decir que la subida por Mosquera acabó haciéndose bastante dura, pues el desnivel acumulado ya superaba los 1000 metros. Afortunadamente, las legiones de dípteros, que dan su nombre al paraje, no hicieron acto de presencia de forma masiva, cosa que fue de agradecer. Disfrutamos casi toda la etapa de buena temperatura y poco soleamiento. Hicimos una nueva parada para inflar un poco más la rueda de Paco.


Y ya para finalizar el calvario, nos esperaba media subida al coll d’Almedíjar por asfalto. Las fuerzas estaban ya muy justas. Sergio y yo subimos bastante despacio, regulando las pocas fuerzas que nos quedaban. El resto del grupo nos esperó en la cima, para descender mansamente hasta Aín.

El trío del atajo hasta Aín, ya hacía rato que nos esperaba con una o varias Voll-Damm en el cuerpo. No quisimos privarnos de tan exquisito placer y nos bebimos un tubo de fría Voll-Damm que nos supo a gloria!

WHY?

Pues muchos alicientes para acometer este recorrido, Espadán y sus alcornoques, casi 1300 metros de desnivel acumulado, la cruz de hierro que no existe, la Voll-Damm de Aín y lo mejor de todo, la posibilidad de ciclar con un nuevo grupo btt de Burrianapor la Serra d’Espadà. Muy positiva la experiencia en su conjunto, intentaremos repetir en las próximas semanas. Lo daremos todo sin duda.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios son la parte más importante de este blog, pues se escribe para los bikers y nos interesa lo que tengan que decir.

Su donación vía paypal está contribuyendo a la continuidad y mantenimiento de este blog, se contestan todos los comentarios con gran entusiasmo:

https://www.paypal.me/quicofranch/1

Otra forma de contribuir es clicar en alguno de nuestros banners publicitarios, con esa sencilla acción nos está ayudando al pago anual del dominio de la web y otros servicios relacionados.

Por favor, hágase seguidor de nuestra página de facebook:publicaciones de calidad, propias y ajenas
https://www.facebook.com/ciclismodandolotodo/

Muchas gracias por su ayuda :)