27/9/09

Etapa sin tregua Picos de Aín, 26/09/2009



Pablo ciclando por caminos rurales

LA FRASE 

Son más o menos las 13.45 del mediodía del sábado 26/09, nos encontramos en les Penyes Altes o Penyes Aragoneses, un marco incomparable del interior de Castellón en el término municipal de Artana… alguien dice que las etapas no son duras, que son los ciclistas quienes las hacen duras… no sabía que estaba dándome el inicio de la crónica de una de las etapas más brutales que se recuerdan. 

25/9/09

EL CARAJILLO

Podríamos consideran esta bebida hecha por dioses el pan nuestro de cada día en nuestras salidas ciclistas, el porque de sus estímulos es algo que científicos podrían investigar, para muchos es considerado como algo prohibitivo antes de descender por estos magníficos puertos de la plana alta pero para el grupo “DANDOLO TODO” es algo necesario que tiene que correr por nuestras venas.
Tras nuestras salidas ciclistas nos hemos dado cuenta de la variedad de carajillos existentes en los bares frecuentados a la hora del almuerzo se podrían clasificar de la siguiente manera.



23/9/09

EQUIPACIONES

NUEVAS EQUIPACIÓN DE LA PEÑA CICLISTA:


DANDOLO TODO


CON ESTAS EQUIPACIONES PODREMOS HACER ATAQUES COMO ESTOS:

video
video
DAÑOS COLATERALES DEL ATAQUE. ENTREVISTA
video

22/9/09

Sierra de Irta 19/09/09



SIERRA DE IRTA 19/09/2009

Después de una noche bastante corta suena me preparo para una esperada jornada de cicloturismo (al menos esta parece que lo vaya a ser).
En esta ocasión nos disponemos a visitar la sierra de Irta. Me han hablado muy bien de esa zona, pero nunca he tenido el placer de visitarla. Veremos que nos depara el día.

Pablo me recoge y vamos a por Casero. Cuando llegamos al punto de encuentro con el resto del equipo, nos los encontramos ya reparando un pinchazo en la gasolinera, una buena manera de comenzar la jornada. Afortunadamente fue el único.. aunque creo que todos pensamos que era un mal fario e hicimos recuento de cámaras.

Salimos dirección Alcocebre, el día amaneció cálido y despejado, cosa de agradecer ya que estos días habíamos sufrido días de lluvia y frío y la etapa habría quedado empañada.

Al llegar a nuestro destino, nos encontramos a los primeros grupos de ciclistas adentrándose en la sierra. Nosotros preferimos calentar motores con un buen carajillo de ron antes de comenzar a pedalear.



Una vez a punto comenzamos nuestra ruta por las playas de Alcocebre en dirección norte a través de una bonita zona de terrazas y restaurantes (a estas horas aún vacías).


Al terminar las playas nos encontramos con que la carretera termina y comienza una pista de tierra que se supone nos llevará hasta Peñíscola.

Durante nuestro recorrido encontramos varias calas prácticamente desiertas en las que apetecía darse un baño. Una de ellas era especialmente atractiva por su arena blanca y la transparencia de sus aguas. Decidimos continuar prometiéndonos que la próxima vez que visitemos el lugar lo haremos equipados con bañador.

Seguimos varios kilómetros disfrutando de las vistas y en los que encontramos varios senderos que se adentraban en la montaña que dejaban ver el entramado de pistas que recorren el interior de la sierra. Nosotros preferimos no romper la ruta propuesta y seguir por la línea de costa.

Alcanzamos un punto en el que la montaña se adentra en el mar y encontramos las primeras cuestas duras del recorrido. Vidal y Quico ascienden como posesos, seguidos por Casero, Pablo y yo. Al alcanzar la cima nos damos cuenta de lo exhaustos que hemos quedado en el ascenso después del paseo “tipo verano azul” que nos hemos dado por la costa. Desde allí contemplamos una vista fantástica del mar desde la altura con el castillo de Peñíscola al fondo, la vista es digna de imprimir en una postal.

A partir de este punto empezamos a encontrarnos más gente paseando y en coche visitando la zona. Continuamos por esta ruta hasta llegar a una zona llena de villas y concurrida de gente que termina en una carretera secundaria de Peñíscola.
Tras cerciorarnos de la dirección a tomar, emprendemos nuestro camino de vuelta por el interior de la sierra.

Ya desde el principio encontramos cuestas muy duras, y en uno de los primeros descensos (afortunadamente con muy poca pendiente) Casero sufre una avería y se le bloquea el manillar… no se ostia de milagro. Paramos a comprobar la bicicleta y al parecer algo de suciedad debe haberse introducido en la dirección dificultando los giros.
Decidimos continuar, pero a partir de ahora con más cuidado para evitar un accidente.

Un poco más adelante nos encontramos con la siguiente pendiente pronunciada de la etapa. Quico como en todo ascenso sube en primera posición con su ligereza habitual y un poco después alcanzo yo la cima seguido por Casero, Pablo y Vidal.

Tras un descanso para contemplar la vista continuamos nuestro camino dirección “Mas del senyoradentrándonos por una zona más boscosa donde encontramos a un grupo de personas en una zona de picnic poniéndose cerdos a orujo (debo reconocer que no es un mal plan para un sábado de septiembre).

En este punto comienza a escasear el agua y decidimos abandonar nuestra ruta siguiendo una indicación de fuente a 1,2 kilómetros.

Este tramo hasta la fuente resultó ser durísimo, con rampas imposibles y muy prolongadas. Casero echó el resto y se puso a pedalear como si hubiera perdido el juicio.. algunos lo catalogaron como “el ataque prometido”. Yo intenté seguirle y Quico se unió a la iniciativa, pero en mi caso tuve que bajar el ritmo al darme cuenta que las fuerzas no me acompañarían hasta la cima.


Para colmo al llegar a la fuente nos encontramos con un mugriento pozo con un cubo oxidado lleno de agujero... toca pasar sed.



A partir de este punto iniciamos un descenso vertiginoso por la montaña hasta llegar a la pista de costa por donde empezamos nuestro trayecto. Casero y Quico dieron muestra de su buena forma física y se desbancaron del resto del equipo. Pablo y yo les seguimos (hay que decir que no de cerca) y por último llegó Vidal, quien decidió pasar de todo y alcanzarnos a velocidad de nena. El momento está inmortalizado en el siguiente video.
Por fin llegamos al coche y damos por finalizada la etapa. Ahora solo queda darse un bañito, beberse unas cervezas y una buena comida para planear la siguiente salida, gentileza de Casero por su cumpleaños. Felicidades Sergio!.


Mas videos de la jornada:

17/9/09

SALTO DEL CABALLO Y REMOLCADOR


El Gran Gascó y Caicu dándolo todo en las rampas del Salto del Caballo.

Vídeos de la etapa:

PRIMERES RAMPES DEL SALT DEL CAVALL:

video
SALT DEL CAVALL KM 4,5, COMENÇA LA LLUNA:
video
SALT DEL CAVALL CORONANT EN MAS DEL MORO:
video
VENDAVAL A L'ALTIPLÀ DEL SALT DEL CAVALL; DESPRÉS DE LES ANTENES:
video
L'ABISME DEL SALT DEL CAVALL:
video
PUJANT EL REMOLCADOR:
video
CORONANT EL REMOLCADOR:
video
BAIXANT EL REMOLCADOR PER LUDIENTE:
video
APLEGANT AL COTXE EN FANÇARA, XOPATS!
video

Una vez más, nos reunimos para dar rienda suelta a nuestra ansia de explorar parajes desconocidos, de avistar cumbres lejanas y de oler terrenos salvajes. En nuestra ansia de aventura, hemos preparado para hoy un terreno que hace tiempo que nos llama poderosamente la atención desde hace meses. Nos encaminamos hacia el territorio que discurre entre las poblaciones de Argelita y de Lucena del Cid. Tenemos la imperiosa necesidad de visitar el famoso Salto del Caballo, ahí dónde Jaume I dio el salto de su vida y se despeñaron por el barranco una ingente tropa de morondos, si nos atenemos a la leyenda claro!

Quedo con Gascó en mi casa del puerto y llega sonriente y puntual a las 14:45. si és que tenim encara el mos a la gola! Pero no podemos elegir, la etapa se puede complicar por duración y meteorología y la podemos liar muy parda. Cargamos la máquina italiana en su espacioso maletero y enfilamos hacia nuestro destino en Fançara. Nada más pasar Vila-Real empieza a llover con insistencia. Unas personas cuerdas y decentes daría la vuelta y regresarían a la seguridad de sus confortables ahogares con el rabo entre las piernas, pero es que nosotros somos los de Dándolo Todo! Nos miramos y decimos: “seguro que por ahí arriba no cae ni gota”, y hacia delante.

He estado pensando en el agua últimamente…es muy buena y fresca, me alivia contra el calor, me lava el hedor, me divierte en la piscina, y en forma de cubitos me alegra los gin-tonics a porrón. Todo esto viene porque el ser humano disfruta mucho del agua en todas sus formas. Pero desde la antigüedad se ha empecinado en domarla, domesticarla y encauzarla para su propio provecho. Me he fijado que no hay nada a lo que el ser humano tema más que al agua descontrolada con toda la fuerza de la naturaleza. La gente odia la lluvia, las inundaciones y las riadas. El ser humano teme, como animal asustadizo que es, todo aquello que no entiende o no puede controlar. Fijaros en las personas mayores, para ellas el mayor crimen que puedes cometer es estar fuera de casa mientras cae una lluvia torrencial, tiene un odio visceral hacia el agua incontrolada. Todo esto está muy bien, es el pensamiento de una persona con sentido común.

Pero ahora y apelando a mi sentido no común de Dándolo Todo, ¿hay mayor placer que chapotear frenéticamente en una charca bien cenagosa?, ¿hay algo mejor que cantar y bailar bajo una lluvia torrencial?, ¿algo más maravilloso que subir un puerto a buen ritmo con el agua hasta las cejas? Hoy vamos a disfrutar de la lluvia, de la tormenta y de todo lo que los dioses nos quieran echar encima, porque el agua es buena y recorre todo nuestro cuerpo y hoy reivindicamos nuestro a derecho a mojarnos muy a gusto, porque vamos a darlo todo!

Superadas las primeras lluvias de la Plana Baixa, parece que el sol resplandeciente nos saluda de nuevo camino de los Salvadores de Onda. El coche de Gascó es raudo y se desliza por las curvas a la perfección, baila, baila! Hacemos planes mientras nos dirigimos al destino, ¿qué sería del hombre sin sueños y proyectos? Todo contribuye al autoengaño para evitar las preguntas existenciales sin respuesta. Las salidas en bici son buenas, nos evaden, al igual que este blog, que nos divierte y regocija nuestras acongojadas almas del trillado mundo occidental.
Ya estamos en Fançara y no hace demasiado sol. Nos alegramos de cabalgar una vez más nuestras máquinas ansiosas por experimentar nuevas sensaciones. ¿Hay algo más maravilloso que empezar a pedalear e impregnarse la pipa con los múltiples aromas del pino mediterráneo? Aquí con los olores el Hacedor cuidó los detalles con gran esmero. Tomo nota mental de elevar una plegaria agradeciendo todo los buenos olores disfrutados y por todos aquellos nauseabundos que están por venir…

Los primeros km son de repechos entre Fançara y Argelita, pasando por Vallat, vamos muy despacio y disfrutamos de las vistas del peñón del Salto del Caballo. Se ven las antenas desde abajo y la carretera que zigzaguea hacia el altiplano. Llegamos al desvío Ludiente-Llucena, una placa nos avisa de que aquí comienza el infierno, tot bo! Empezamos la subida a ritmo tranquilo, nos regalamos con las magníficas vistas de Argelita una vez más. Las primeras rampas son duras y el cielo se cubre. Aprovechamos para hacernos fotos y vídeos, que siempre nos amenizan el ánimo y el blog. Sudamos copiosamente nuestros maillots veraniegos y todo discurre idílicamente. Los primeros km son arbolados, verdes y bonitos, que siempre viene bien. Antes de llegar a las antenas nos chamamos una dura rampa al 11%, bienvenida sea! Una pared de vez en cuando te achispa el espíritu y te descarga la mente de negatividades, una gozada…mmm la visión de las antenas es fantástica, recortándose contar el cielo ya muy nubloso. Empezamos a experimentar el viento demasiado frío para ser verano, demasiado frío para ir tan sudados y no tenemos nada más que nuestros fresquitos equipajes veraniegos…

Coronamos con gran éxito la cota máxima pasando el Mas del Moro y cada vez hace más viento y más frío y el cielo se pone negro. Ya sabemos que no vamos a regresar, hemos hecho demasiada etapa. Se suceden una serie de repechos camino de Llucena y una bajada bastante pronunciada y larga. Según nuestras altimetrías, estamos descendiendo hasta el inicio del llamado Coll de Cormines. Antes de llegar hacemos una parada obligada, nos deleitamos con la extraordinaria visión del corte, del abismo, del desfiladero, muy hermoso y conocido como Salto del Caballo. Lo disfrutamos, aunque la climatología nos empuja a seguir y no podemos hacerle el adecuado homenaje que un se merece un lugar de poder como éste. Y encima la lluvia aún no aparece y nos priva de su disfrute, hasta ahora sólo el frío acaricia nuestros enflaquecidos cuerpos del desierto. La bajada nos deja tiesos como la mojama, con las piernas muy entumecidas y faltas de riego. Las primeras rampas de Coromines se hacen muy duras, porque las patas están muertecitas por el frío y no marchan nada. Pero poco a poco ya vamos entrando en calor y mejorando. La subida resulta ser bastante corta, de unos 2 km máximo y con alguna rampa interesante. Nos acercamos a Llucena y buscamos una fuente, la lluvia es inminente. Aprovechamos para comer unas barritas energéticas en lo que parece ser la plaza consistorial. Le pregunto a Gascó su debemos buscar unos cubasqueros para la inminente tormenta, ya veis, el cerebro está muy intoxicado por la socialización y te empuja hacia la racionalidad. Menos mal que Gascó está en lo que hay que estar, y me dice, “no perdamos más tiempo y subamos con un par”.

Bien dicho Gascó, allá vamos Remolcador. Casi 10 km de subida cdesde el cruce hasta la placa. Se me antoja este un puerto muy agradable de subir, sin grandes porcentajes y muy buen firma para ciclar. Nos hacemos la subida y voy yo marcando el ritmo. Gascó me sigue a unos 10 metros toda la subida sin flaquear ni un instante le veo en muy buena forma, hoy no es día para ataques, y aún queda mucha matraca. De vez en cuando nos berreamos obscenidades para que no decaiga la moral. El cielo está más negro que el coño de la Bruta que en paz descanse. Empieza un chispeo muy agradable que nos refresca nuestros calenturientos cuerpos. En menos de lo que se tarda en hacer examen de conciencia, nos plantamos en la placa-cima del Remolcador y la lluvia empieza a caer ya con devoción. Qué bueno!

Nos quedan 30 km bajando por Ludiente y hasta el coche en Fanzara. Aquí sí que vamos a disfrutar, aunque hace frío y viento, pero no importa, he pertrechado a Gascó con los papeles de las altimetrías para que se proteja su sudado pecho. Yo hago lo propio, y he de confesar que no paso frío en el descenso. Está oscuro y no veo con las gafas de sol, me las quitó y es todo peor, la lluvia cae con dolorosa fuerza y me ciega en el descenso. Las cubiertas están calientes como chicharras y el firme muy limpio y mojado, se dan las condiciones idóneas para tumbar a placer. Pasamos Ludiente y puedo certificar que el agua ya me ha llegado a la regata culera, esto puede despertar a un muerto fácilmente. El agua se cuela por dentro de los zapatos y ya todo da igual. Sólo me concentro en el placer de recibir el líquido elemento sobre mi quijotera. Pienso en los primitivos homúnculos peludos cazando mamuts y empapándose hasta la mismísima bolsa escrotal. Lamentablemente hoy no llueve para tanto, el agua me respeta los cojoncillos y me deslizo a toda velocidad hacia nuestro fin de etapa. Llegamos sanos y salvos.

En conjunto lo hemos disfrutado bastante. Pero hay que volver, hemos perdido mucha contemplación de paisaje debido a la climatología, insisto en que hay que volver al Salto del Caballo al alba, dónde todo puede ser, cuando el día clarea y se ven las Columbretes a lo lejos, y aún más allá, hacia el exterior de los mares circundantes, y aún más allá!, hasta alcanzar la blanca playa de arenas inmaculadas, y aun más allá!, contemplando la frondosa campiña verde que llega hasta el pie de la torre interminable…Taniquetil! Y aún más allá! Hasta el sitial donde ÉL observa todos nuestros movimientos! Y si contemplamos eso aunque sólo sea por un instante, significará que hemos abandonado este mundo y que nos dirigimos a cumplir el Don con el que el Único nos ha bendecido.

12/9/09

Etapa Fluvial cauce río Turia




Estimados lectores de dándolo todo, hemos hecho unas buenas crónicas de nuestras etapas estivales, pero nos habíamos dejado en el tintero la etapa que dio el banderazo de salida al verano, la primera etapa de auténtico calor donde soportamos temperaturas ampliamente superiores a los 30º… fue lo que llamamos la etapa fluvial por el cauce del río Turia, desde Valencia hasta Villamarxant y volver, unos 70km… fuimos los mismos integrantes que la etapa de La Llacua, y podemos decir que fue la etapa opuesta en cuanto a temperatura… es posible que hubiera 40º de diferencia en algunos momentos.

Nuestro compañero Quico es un perfecto conocedor de dicha etapa, ya que él en invierno vive en Valencia y por lo que parece allí hay pocas rutas ciclables que merezcan la pena, no como aquí… si es que aunque los migouets nos ninguneen somos unos privilegiados, qué poca gente en España tiene un entorno tan maravilloso como el nuestro, y qué pocos lo saben apreciar…

Quico llevaba insistiendo toda la primavera que teníamos que hacer esta etapa, por lo que finalmente nos decidimos y a principios de junio Casero y yo cargamos las bicis en el coche y nos fuimos a la capital del Turia ávidos de nuevos aires y aventuras diferentes… aparcamos en Valencia y partimos los tres hacia el río…

Los primeros km de la ruta son un poco estresantes, ya que la cantidad de gente que pasea, corre o va en bici es enorme, tienes que ir esquivándolos todo el rato… sin embargo, una vez comienzas a alejarte de la zona urbana ya sólo quedan ciclistas y algún corredor de a pie despistado… es en este momento cuando empieza la pista propiamente dicha, un sendero ni muy ancho ni muy estrecho de hormigón sobre el que hay una fina capa de gravilla, no es nada resbaladiza (al menos en seco), se puede circular muy a gusto. Hay que felicitar a los que lo hayan hecho ya que es perfecto para circular en BTT y apenas hay curvas peligrosas… es un sube y baja constante donde la dureza te la marcas tú, puedes ir paseando con tu mujer al tran tran o puedes darlo todo en proporciones bíblicas… la exigencia es a la carta y no hace falta decir cómo hicimos la etapa nosotros… lo dimos todo desde el primer metro de pista pura y dura… Quico comenzó a poner un ritmo endiablado que Casero y yo apenas podíamos seguir, hacíamos la goma pero siempre desde muy cerca, íbamos tan rápido que en 70km nadie nos adelantó…


A pesar de la velocidad tuvimos tiempo de recrearnos con el paisaje, cada km que te alejas de Valencia notas un cambio en el ambiente, más agreste, más salvaje, más fluvial… los puentes de madera dan un encanto especial a la zona, el río también, la vegetación te hace sentir que estás muy lejos de cualquier tipo de civilización, aunque de vez en cuando algún edificio alto en la lejanía corte el rollo…

                                 

Cruzamos una presa en la que hay que poner el pie a tierra y continuamos la marcha, tengo que decir que aunque la dureza era manifiesta cada km de la ida nos íbamos encontrandomejor, aunque el calor ya comenzaba a aparecer… aún no éramos conscientes de lo que nos afectaría en la vuelta… tras muchos poblados chabolistas y gente dominguera en los lugares habilitados a tal efecto llegamos al término de Riba-roja, por lo que parecía que ya no quedaba mucho… apretamos aún más y en poco tiempo nos plantamos ya en Villamarxant, pueblo de Raúl Albiol, por aquel entonces aún jugador valencianista…


Según se comentaba la pista acababa en este pueblo, pero parecía seguir… preguntamos y nos comentaron que sólo era 1 km y se acababa, seguimos y efectivamente así fue… salimos de la pista y nos dirigimos por asfalto hacia el pueblo, el calor ya era espeluznante desde Riba-Roja, estábamos totalmente sudados y cubiertos de polvo de la pista, había sido muy duro, pero todavía no sabíamos que nos quedaba lo peor… a unos 500 metros del pueblo vimos una pequeña acequia con agua muy limpia cayendo con gran fuerza, por lo que no nos lo pensamos… nos detuvimos y sumergimos nuestras sudadas, polvorientas e hirvientes cabezas en el agua… menuda gozada!!! Nos refrescó sobremanera, era justo y necesario, nos lo merecíamos…


Entramos ya en Villamarxant y tras gambetear un poco por allí vimos una terrazita muy apetecible, no lo dudamos y acudimos al bien ganado almuerzo… bocatas, jarras de fría cerveza… incluso en la sombra pasábamos calor, la temperatura era altísima, como aún no lo había sido en todo el 2009, así y todo decidimos quedarnos fuera en la sombra ya que con el aire acondicionado de dentro la vuelta podría haber sido fatal por el contraste brutal de temperaturas.

                                                

Durante el almuerzo nos percatamos que cerca había aparcados coches de policía y una ambulancia… y cada vez más vecinas marujonas acercándose al lugar… preguntamos y nos dijeron que aun hombre mayor le ha cogido un jamacuco mientras almorzaba y se había quedado petrificado… la camarera no se ahorró ningún dato, incluso dijo que se quedó petrificado “con la boca llena de comida”… nos produjo repulsa en un primer momento, pero luego no podíamos parar de reír, crueles de nosotros… pobre hombre, cuando se lo llevaron en ambulancia ya estaba consciente, qué mala es la vellea
Tras llenarnos los botellines con agua y cubitos de hielo (otro hurra por las camareras), partimos de vuelta por la pista. Fue en este preciso momento cuando la etapa se puso DURA de verdad… normalmente, las etapas son duras cuando subes y livianas cuando bajas (salvo algún ataque loco!!)… sin embargo, aquí no hay tramos de subida y tramos de bajada, es una etapa de breves pero infinitos dientes de sierra, no tienes el relax de la bajada porque no hay bajada, la vuelta es tan dura como la ida, cada pedalada cuesta y cuenta, hay que darla, son 70 km donde no hay ni un metro de relax, sin exagerar un ápice, NO HAY NI UN METRO DE RELAX… además, el calor era ya un factor determinante, el día más caluroso del año (hasta la fecha) se cebaba con nosotros, Quico no aminoraba la marcha por ello, conoce cada palmo de esta endiablada pista…


Continuábamos adelantando ciclistas a una velocidad de vértigo, pero el sudor, el polvo y el calor comenzaban a hacer mella, paramos para echar una meadita y refrescarnos, meamos pero no había nada que refrescar, los cubitos de hielo del bar habían pasado a mejor vida desde hacía rato, los mosquitos nos perseguían, el agua hervía, las pulsaciones de Casero no bajaban ni estando parados y aún quedaba un buen cacho… fue un momento de máximo sufrimiento, ya que sabíamos que quedaba por lo menos hora y media hasta Valencia, y como ya he dicho hora y media de pedalear fuerte, nada de dejarse llevar... cada vez estábamos más sudados y más cubiertos de polvo...


Pero entonces, el amigo de Quico también conocido como EL HACEDOR se puso por primera vez de nuestra parte en toda la etapa, tras permitir al Diablo que sus orcos abrieran la puerta de la caldera para asarnos poco a poco como cochinillos, este sujeto llamado HACEDOR puso a nuestra disposición un pequeño margen del río donde podíamos bañarnos… aunque nadie lo reconoceremos, creo que escuchó nuestras plegarias, no me creo que nadie de los 3 no nos encomendáramos a Él en algún momento… No nos lo pensamos porque no había nada que pensar, nos detuvimos y nos zambullimos para aliviar el calor… Casero y yo no nos bañamos de cuerpo entero, el agua estaba congelada y hacía mucho calor, podría haber 20º o más de diferencia, después del sobreesfuerzo temíamos que nuestros corazones no aguantaran semejante shock, que nos quedáramos petrificados sin comida en la boca… Quico no reparó en ello y sí que se escabuzó (o escapuzó, existirá esta palabra en castellano???)… la verdad es que a los 2 minutos ya estábamos completamente secos.


Este hecho nos proporcionó suficiente energía como para poder volver, por supuesto dándolo todo y a tope… cuando llegamos a lo que es Valencia ya levantamos el pie, aminoramos muchísimo la marcha y alcanzamos suavemente el objetivo, completamente exhaustos y deshidratados… acudimos a una gasolinera a limpiar las bicis y a limpiarnos nosotros mismos, ya que parecía que viniéramos de la guerra ante tal cantidad de polvo y sudor… pedimos coca colas, aquarius, agua… todos los líquidos disponibles…


Cargamos por fin las bicis en el coche y volvimos a casa con un gran sabor de boca, una etapa que no había defraudado en absoluto y que en invierno seguro que repetimos. Al llegar a casa todas las cadenas hablaban de la ola de calor, incluso el telediario de Tele5 resaltaba los 34º de la playa de la Malvarrosa en Valencia… por tanto, no es de extrañar que toda la vuelta la hiciéramos a 37 o 38º, o incluso alguno más… el verano había llegado sin avisar y la orgía ciclista no había hecho más que comenzar… aunque mi primer pensamiento fue estar de nuevo en La Llacua con mi añorado General Invierno…
Un abrazo a todossssssssssssssssss

11/9/09

VÍDEOS SUBIDAS PUERTOS: MARIANET POR ALFONDEGUILLA Y NEVERA POR ALGIMIA

Algunos vídeos bastante locos en correrías solitarias de carretera...

SUBIENDO AL MARIANET:

video


10/9/09

CASTELLNOVO Y LA NEVERA POR ALGÍMIA D'ALMONACID













Saludos amigos de Dándolo Todo. Hoy he planificado una etapa inédita que voy a paladear en solitario antes de que la recorramos en grupo. El objetivo es conocer la carretera que comunica Castellnovo con Alcudia de Veo, la CV 215. En esta carretera nos encontramos los municipios de Penyalva, Vall d’Almonacid, Algimia d’Almonacid y la subida a la Nevera por Algímia.

Webs de nuestro interés

www.viasverdes.com

sugerida por Tere via Facebook...

www.altimetrias.net

9/9/09

Etapa Font de Cabres por Aigües Vives (30/08/09), disturbios en Pozuelo


Hola a todos, mis queridos amigos, la última etapa de agosto de 2009 se hizo por la ya archiconocida pista de Font de Cabres, pero esta vez subiendo por la parte de Aigües Vives hasta la cima y bajando hasta Alfondeguilla, para volver por carretera a Burriana. Solos Gascó y yo frente al peligro. Fue una etapa tranquila, sin amenazas de ataques, aunque a la ida fuimos muy rápido pronto aminoramos el ritmo, la bici de carretera hace que cuando vas con la BTT sobre asfalto parece que no avanzas, que algo no va bien...

La subida por el asfalto de Aigües Vives también fue tranquila, pero cuando llegamos a la pista comenzamos a aumentar el ritmo... hicimos esa parte a principios de verano y fue infernal, pero esta vez se nos hace más suave, el duro entrenamiento estival da sus frutos...


Llegamos al cruce que lleva a la Font de Cabres con facilidad, paramos para echar la pertinente foto, pero a partir de aquí la cosa se complica, si bien habíamos llegado hasta este punto a principios de verano yo no pasaba ya de aquí desde hace como unos 12 o 13 años... pude apreciar que la pista ha cambiado bastante, lo que antes era tierra con alguna piedra suelta ahora es roca desnuda por la que es casi imposible ciclar...


Gascó me coge unos metros de distancia, ya no se los recortaría hasta la cima, la verdad es que sufro mucho por ese tramo, me sorprende el estado en que se encuentra... avanzamos muy poco a poco hasta llegar a una serie de curvas con herradura que dan paso a buenas rectas, ahí el firme sí que mejora y la pendiente da un respiro... coronamos tras unos últimos metros de locura, creo que pueden tener un 30% sin exagerar, es más duro que la parte más dura de La Muntanyeta de Sant Antoni, aunque por suerte son pocos metros... descansamos un poco y nos recreamos con el paisaje...

El descenso era desconocido para ambos, como ya he comentado subí muchas veces en mi juventud ahí arriba, pero siempre había bajado volviendo sobre nuestros pasos, por aquel entonces no había móvil, ni gps, ni wikiloc, ni tracks... por aquel entonces, alguien sólo hacía una etapa BTT si conocía a otra persona que la hubiera hecho anteriormente... como no fue nuestro caso, nunca probamos a tirar hacia delante... a saber dónde nos llevaría... y la verdad es que fue una gratísima sorpresa, ya que no sólo la belleza de los paisajes aumenta exponencialmente mientras se baja, es que por ese lado puede haber el triple de longitud que por el lado de Aigües Vives... un reto que DANDOLO TODO tiene la misión de cumplir...

Llegamos a Alfondenguilla y, tras algún percance circulando por el pueblo del que mi pie derecho aún no se ha recuperado al 100%, paramos a almorzar en el Bar L'Arquet... DANDOLO TODO recomienda encarecidamente los almuerzos en este bar, con terracita, precios razonables, deliciosos bocatas, camareras atractivas... qué más se puede pedir tras una dura jornada entre empinadas montañas y magníficos parajes... no fuimos los únicos ciclistas que aterrizamos allí...



Regresamos a Burriana con calma, es aún pronto y el viento da de cara... por el camino Gascó y yo vamos tramando planes para los fines de semana invernales, planes donde la bici y las Tascas brillan con luz propia, amén de suculentas comidas en el Marín Moreno... como ya sabréis a estas alturas de blog, mis queridos lectores, hay que darlo todo siempre y en cualquier circunstancia de la vida!!!! quien no lo de todo no tiene cabida entre estas cibernéticas paredes...

Un abrazo amigos, y no olvidéis el primer mandamiento del cicloturista, comed antes de tener hambre y bebed antes de tener sed...


8/9/09

PROXIMO DESAFIO: SIERRA DE IRTA

Ya tenemos fecha para la Etapa:

SÁBADO 19-09-2009

La salida será a las 8:00 desde el restaurante "La brasa", allí cargaremos las bicicletas y saldremos dirección hacia castellón, donde a las 8:20 hemos quedado con los miembros de la BATERA CERVECERA, desde castellón iremos a Alcocebre donde llegaremos a las 9:30 allí podemos tomar un cafe antes de empezar la etapa.
Es recomendable llevar barritas energéticas para realizar el recorrido que será de unas tres horas, y poder aguantar hasta la hora del almuerzo/comida.
Por ahora los integrantes de tan bella etapa somos:
Pablo, Cuico, Casero, Gasco, Pascual Roca, Jesús (Batera), Simón (Club ciclista Borriol),....
Estamos a la espera de que Vidal o más componentes de la batera se unan a la etapa
Por ser el Lunes 21 mi cumpleaños, el almuerzo o comida correrá a mi cargo.



Opción muy dura:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=114425

De aquí podemos sacar alguna idea:

http://sites.google.com/site/mtbelpuig/imagenes/imagenes-2009#TOC-5-07-09-La-Serra-d-Irta:-Pe-scola--

LA SIERRA DE IRTA TIENE ZONAS TAN BONITAS COMO ESTAS